lunes, 22 de julio de 2019

Cesta origami

¡Hola a todos! De nuevo con vosotros y a pesar de los calores del verano no he querido perderme  nuestra cita de todas las semanas. Espero que el verano os vaya bien, ya que a las fechas que estamos muchos ya estaréis de vacaciones. Yo por mi parte todavía no las he comenzado, aún me quedan unas semanas de espera, que se me están haciendo largas, largas. Ya sabéis lo que dicen, él que espera desespera. En cualquier caso tanto si ya estáis de vacaciones o como si no es así. Disfrutad mucho, mucho.


El trabajo que os muestro esta semana es un proyecto muy sencillo y fácil de hacer, que puedes tener listo perfectamente en un ratito.  Y es que con los calores que hacen en el verano, no apetece algo ligerito.


El tutorial que he seguido lo podéis encontrar en al canal de Patricia Kilubo, os dejo el enlace por si os interesa haceros vuestras propias cestitas. Supongo que muchas ya la conoceréis pero si no es así, no desaprovechéis la ocasión de visitar su canal.


Estas cestitas resultan muy versátiles, porque cambiando simplemente las dimensiones y el tipo de telas se pueden conseguir distintos efectos y usos, por ejemplo: una panera, una cesta para el baño, un joyero para la bisutería, o como en mi caso para decorar la habitación de un bebé.



Como decoración puse unos botones que me parecen muy originales, están estampados con cuadritos y creo que tanto su colorido como el diseño combinan muy bien con las telas. 


Y con esto me voy despidiendo, que hace demasiado calor para estar delante del ordenador sin aire acondicionado. Felices vacaciones y disfrutad mucho, mucho de vuestro descanso. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. 


martes, 16 de julio de 2019

Vestido campesino

¡Hola a todos! De nuevo el martes ha llegado y yo estoy encantada de poder estar aquí otra semana más con todos vosotros. Hoy os traigo un trabajo un poco distinto a lo que os tengo acostumbrados, ya que se trata de un vestido campesino que he hecho pensando en el verano.

Este vestido que hoy os enseño fue en otro tiempo una falda maxi que compré hará mil años en unas rebajas. Cuando dejé de usarla como tal la guardé porque el tejido me encantaba y pensé sería una buena idea poder transformarla y convertirla en algo distinto. Yo en aquel entonces no tenía ni la más remota idea de como conseguirlo; por no tener no tenía ni máquina de coser.


Pero como podéis ver, todo llega y después de mucho tiempo he podido ver mi sueño convertido en realidad, y he transformado mi falda maxi en un bonito vestido campesino.


En primer lugar, comencé por descoser el encaje que adornaba el bajo de la falda. Con este encaje transparente, que es precioso, confeccioné el volante para adornar el escolte del vestido. Como quedaba un poco corto decidí alargarlo cosiendo una puntilla al borde, como se puede ver en las fotos, y además coloqué un bies de mercería del tamaño más ancho que pude localizar. 


Lo cierto es que estoy muy contenta con el resultado. Es mejor de lo que me había podido imaginar. Nunca pensé que fuera a quedar también. Lo que más orgullosa me hace sentir son los acabados porque han quedado muy pulcros aunque también me han dado muchos quebraderos de cabeza.


También estoy contentísima con el dobladillo del forro, lo hice con un prensatelas especial de los que llaman de "pañuelo", la verdad es que el resultado ha sido espectacular.  Espero que podáis apreciarlo bien en las fotos.

Este prensatelas te permite hacer unos dobladillos muy estrechos de un modo muy sencillo y además puedes trabajar con telas muy finas. Lo cierto es que estoy entusiasmada con el resultado y deseosa de volver a repetir. 
  
Y con esto me despido. Espero que la entrada os haya gustado y que os sirva de inspiración para vuestros trabajos. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana a todos.

martes, 9 de julio de 2019

Conchas marinas

¡Hola a todos! De nuevo es martes como viene siendo habitual en este blog hoy toca publicar, dinámica que espero poder mantener para poder estar con todos vosotros semana tras semana, sin faltar a nuestra cita. Hoy os muestro un cuadro de punto de cruz que hice hace años para decorar el cuarto de baño de mi casa; hacía tiempo que no os mostraba ningún proyecto dedicado a este tema y me apetecía mucho hacerlo.


Cuando vi el esquema en una revista de labores que me prestó una amiga hace tiempo, me sentí al momento atraída por estas conchas marinas, con ese aire antiguo, que me recordaba mucho a las viejas láminas de botánica, con el nombre de las plantas y de las flores escritos en latín. En este caso el nombre latino de las conchas también aparece bordado debajo de cada una de ellas.


También me enamoraron sus preciosos colores en tono pastel, son tranquilos, suaves, delicados. Sinceramente espero que los podáis apreciar bien en las imágenes, aunque por desgracia creo que los fotos no les hacen justicia.


Técnicamente este cuadro pese a su aparente simplicidad fue complicado de bordar, porque contiene muchos todos muy similares, de hecho, las variaciones de color eran tan pequeñas que era imposible de apreciarlas a simple vista ni si quiera con luz natural, lo cual me obligaba a estar continuamente comprobando los números de las madejas, de hecho me equivoqué en más de una ocasión.


Pero creo que el esfuerzo mereció la pena, y a pesar del tiempo que ha transcurrido es un cuadro que no ha pasado de moda, su diseño y su colorido me siguen gustando como el primer día, es lo bueno que tienen las cosas con un estilo clásico, que son intemporales y envejecen bien. No sé si a vosotros os pesáis lo mismo.


Dicho todo esto creo que llega el momento de que  nos despidamos, espero que el post  os haya gustado y que hayáis disfrutado con él. Espero también que comentéis vuestras impresiones. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana a todos.


martes, 2 de julio de 2019

Combinar telas: vamonos a las rebajas

¡Hola a todos! En el post de esta semana os quería hablar de un tema que lleva rondando por mi cabeza mucho tiempo y del que me apetecía hablaros. En las últimas rebajas, allá por el lejano mes de enero, compré un montón de telas con la intención de reponer mis "reservas textiles" por un lado y por otro, poner en práctica el consejo del que voy hablaros en este post.

Aquí tenéis dos ejemplos de telas principales que no he podido combinar hasta la fecha.
Como ando muy mal de tiempo lo he ido postergando hasta este mes de julio, pero tampoco importa mucho porque de nuevo es tiempo de rebajas. No sé si os habrá pasado como a mí pero en más de una ocasión aprovechando los precios de las rebajas he salido de la tienda llena de bolsas y con un millón de proyectos en la cabeza. Para llevarme días después la desagradable sorpresa de tener que volver a la tienda a buscar más género porque mis maravillosas telas no encajaban las unas con las otras.


Un buen día encontré por casualidad un vídeo en YouTube que me fue de mucha ayuda para comprender la razón de mi problema. En aquel vídeo comparaba la elección de telas para un quilt con el teatro. En las representaciones teatrales sólo puede haber una primera actriz, alrededor de la que gira el resto de los actores, lo mismo sucede cuando planificamos un proyecto de patchwork, debemos escoger una tela principal, que será la que lleve la voz cantante, y en función de ella haremos la elección del resto, que serán nuestros "actores secundarios".


Entonces vi claramente cual había sido mi problema hasta aquel momento. Año tras año había salido de la tienda con una bolsa llena de "primeras actrices" pero sin tan siquiera un actor secundario y de este modo la obra nunca llegaba a buen puerto.


Pero esta vez he tomado buena nota de mi error y he seguido el siguiente sistema, primero escogía una tela principal. Este paso me resultaba muy sencillo porque mi problema es que en cuanto entro a la tienda mis ojos se van sin más remedio a las "primeras actrices". A continuación, en vez de ir como hacía antes, a la caza y captura de la siguiente "actriz principal", me he contenido y con la tela en la mano he ido escogiendo uno a uno mis "actores secundarios". 


Este paso me ha resultado más complicado pero para no equivocarme he aplicado un sencillo "truquillo", escoger telas en los mismos tonos de la tela principal pero con un diseño básico, y cuando digo básico me estoy refiriendo a telas lisas, con lunares o topitos o a telas con cuadros de vichy. Es decir, telas con un diseño muy neutro y sencillo, donde el estampado no llame mucho la atención.


Si os fijáis en las fotos la idea queda mucho más clara. La tela de "mariposas" sería nuestra actriz principal y el resto de telas son los actores secundarios. Todas son telas básicas cuyos colores están contenidos en el estampado de la tela principal y todas ellas combinan a su vez entre sí. Mirad ahora la imagen siguiente.

No os da la impresión de que la tela amarilla con flores rosas, aunque tiene los mismos tonos de nuestra "tela principal" no termina de encajar con ella. La razón es sencilla, el estampado resulta demasiado llamativo y le resta protagonismo a nuestra "primera actriz" por lo que no se llevan demasiado bien. Será mejor que preparemos para ella su propia obra de teatro. Vamos a buscarle unos "actores secundarios" apropiados. Fijaros en las fotos que siguen.


Os dais cuenta de lo que intento explicaros. En este caso al utilizar telas secundarias en sintonía con la principal todo encaja y fluye sin problemas. Así que ya lo sabéis, a la hora de comprar telas el número de las telas secundarias debe ser superior al de las principales.


Y con esto me despido, que el post comienza a ser kilométrico y no es cuestión de aburrir al personal. Un millón de gracias por vuestro tiempo y vuestro cariño. Espero que os haya gustado y que os sirva de utilidad. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana y Felices Rebajas!!!!!!

martes, 25 de junio de 2019

Banderines para el patio

¡Hola a todos! El post que os traigo esta semana tiene un aire decididamente veraniego y es que ya faltan pocos días para que el verano llegue, por ese motivo he pensado en comenzar con los preparativos veraniegos y esta semana le toca el turno al patio.


El año pasado compré una estantería para decorar unas de las paredes y poder colocar en ella macetas con las que formar una especie de jardín vertical, pero a pesar de todo sentía que algo le faltaba.


Entonces tuve la idea de hacer una guirnalda con los retales que me sobraron después de confeccionar un camino de mesa a juego con las fundas de los cojines del patio, y que ya os mostré en otro post hace algún tiempo.


Con estos retales he hecho dos guirnaldas una más grande y otra más pequeña que le dan al patio un aire muy divertido y fresco, aire de fiesta. No sé que os parecerá a vosotros pero yo estoy muy contenta con el resultado. Me gustan mucho estos colores tan brillantes y llamativos, y es muy posible que me anime y haga otros banderines para decorar el porche, pero ésa ya será otra historia.

Espero que el post os haya gustado y que os sirva de inspiración en vuestros proyectos costuriles. No dudéis en comentar qué os ha parecido la entrada, vuestros comentarios son la sal de este blog y sin ellos tendría poco sentido; y con esto me despido. Hasta pronto y como siempre os digo nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana a todos.

martes, 18 de junio de 2019

Bolsa de zapatos marinera

El mes de junio ya ha llegado y las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina. Así que como no quiero que se me haga tarde y andar luego estresada con los inevitables preparativos estivales, he decidido poner manos a la obra y comenzar con ellos.


Por ese motivo os traigo este semana este proyecto. Se trata de una bolsa para poder llevar los zapatos dentro de la maleta, ya sabéis que el verano y los viajes están indiscutiblemente unidos.


Son varias las bolsas de este tipo que os he mostrado en este blog, tanto es así que comienzan a convertirse en un clásico; las he confeccionado usando distintas telas y con diferentes tamaños. Después de llevar usándolas durante un tiempo, he de deciros que son muy prácticas porque se pueden acomodar con facilidad dentro de la maleta sin manchar al resto de las prendas. Y además son muy bonitas, mucho mejor que una triste bolsa de plástico. 


En esta ocasión me ha parecido divertido emplear estas dos telas que combinan el blanco con el azul marino. Creo que funcionan muy bien juntas. Si hacéis un poco de memoria son las mismas que usé para hacer un  bolso  reversible para la playa hace ya algún tiempo. Así que este verano voy a estar de los más combinada. 


También quisiera que os fijarais en el acabado de las costuras interiores. Están completamente ocultas con trocitos de bies que he confeccionado usando las mismas telas de la bolsa, y es que esas "maquinitas" que venden para hacer bies son muy prácticas. Yo comencé comprando una en la mercería, la de tamaño más común, y he terminado por comprarlas en casi todas las medidas que se venden, y es que son muy socorridas. Os dejo el enlace a un tutorial que hice hace tiempo sobre ellas, por si alguien no las conoce y está interesado en saber cómo funcionan. 

Con esto me despido, que comienzo a extenderme demasiado. Espero que la entrada os haya gustado. Hasta pronto y como siempre os digo nos vemos en el próximo post. Feliz semana a todos.

martes, 11 de junio de 2019

Tutorial bolsa plegable para la compra

¡Hola a todos! Por fin ha llegado el día, casi  había perdido la esperanza de poder reunir el tiempo necesario para darle vida a este tutorial que tanto me habéis pedido. Un millón de gracias por vuestra inmensa paciencia. Se trata como podéis ver en las fotos de una bolsa plegable para llevar en el bolso lista para cualquier emergencia, y que ya os he mostrado más de una vez en el blog.


Antes de dar paso al tutorial quisiera dejaros el enlace a uno de los vídeos de YouTube  que me sirvieron de inspiración para hacer esta bolsa plegable, es del canal Ribes & Casals. Os dejo el enlace por si queréis consultar y descargaros el correspondiente patrón.
Dicho esto doy comienzo al paso a paso:


martes, 4 de junio de 2019

El vichy es un color: vestido de verano

¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien y que vuestros proyectos costuriles sean los que sean, vayan marchando. No sé si os habéis fijado pero ya no queda demasiado para que el verano llegue con sus calores, y este año al igual que el pasado, he querido mostraros algunas prendas para afrontar esta dura estación, que si no fuera por las vacaciones, detestaría con toda mi alma. El calor no es lo mío, que le vamos hacer.


En esta ocasión os enseño otro vestido de estilo "Baby Doll" muy similar al que ya os mostré el año pasado . Ya sabéis que este estilo me gusta mucho porque resulta cómodo y fresco.


En cuanto a la tela  como podéis ver en las fotos he usado, un clásico entre los clásicos, el vichy, que me chifla. Siempre que entro en una tienda y veo prendas confeccionadas con este diseño, me siento atraída por su influjo, como si un poderoso imán me atrajera en su dirección. 


En cuanto al lazo, aunque sería más exacto denominarlo como "mega lazo" dadas sus dimensiones, lo he reciclado por completo. En otro tiempo adornó una camiseta de mi hija, y lo guardé porque me encantaba, sin saber muy bien ni cómo ni cuándo podría utilizarlo.

Me gusta mucho como su atrevido color contrasta con el blanco y negro del vichy, dándole un toque alegre y divertido; al menos ésa es la sensación que a mí me produce cuando me lo pongo. 


Y con esto va llegando la hora de la despedida, espero que el post os haya gustado. Muchísimas gracias por vuestros comentarios y por vuestras visitas, que tanto me animan para continuar con este blog. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana.

martes, 28 de mayo de 2019

Unos posavasos muy hexagonales

¡Hola a todos! Hoy llegamos al último martes del mes de mayo y también al último post dedicado a los hexágonos. Espero de corazón que el trabajo que os muestro os guste. Se trata como se puede ver en las fotos, de dos pequeños posavasos hechos con hexágonos. 
Para este proyecto me he inspirado en Pinterest, a donde acudo muchas veces cuando ando escasa de ideas o quiero buscar algo muy concreto.


Como no tengo mucho tiempo últimamente, como ya os he comentado más de una vez, necesitaba encontrar algo que fuese rápido, fácil y sobre todo "hexagonal" así que buscando y buscando di con este tipo de posavasos. Tutorial no encontré pero como es un trabajo sencillo, creo que el método que he ideado ha quedado mucho mejor de lo que yo misma me esperaba.


Por si os interesa os explico brevemente como los he hecho. Primero uní los hexágonos cosiendo a mano hasta formar una especie de flor. Luego  sujeté esa flor a una base de fieltro con alfileres. A continuación cosí todo el contorno con un pespunte muy pegadito al borde y por último recorté el fieltro con tijeras.



En la primera versión usé una tijera normal y en la segunda, llevada por la "creatividad", usé la tijera de zig-zag. De todos modos si os interesa que haga un mini-tutorial, decídmelo e intentaré sacar tiempo y haceros uno.


Lo cierto y verdad es que estos posavasos han hecho "ojitos" en mi trabajo por lo que es muy posible que los vuelva a repetir. Y con esto acabo este post. Espero que os haya gustado, para mí ha sido un placer estar con todos vosotros un martes más. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana y felices proyectos.


martes, 21 de mayo de 2019

Bolsa con héxagonos

¡Hola a todos! De nuevo martes y una nueva entrada de esta serie que he titulado "Locas por los hexágonos" y que tanto os ha gustado. Espero que el proyecto de esta semana no desmerezca los anteriores. Como podéis ver en las fotos, el trabajo de este martes es  una bonita bolsa decorada con hexágonos que he aplicado a mano sobre la tela exterior de lino. Me encanta la textura de este tejido, no se si a vosotros os pasa lo mismo.


Para el interior he usado una tela de algodón con un bonito estampado de florecitas, muy campestre y en tonos pastel, que pienso que armoniza con el color grisáceo del lino.


Como cierre he colocado un pequeño botón de madera en forma de corazón, que tiene un aire muy romántico acorde con el resto del trabajo. Tampoco he olvidado colocar el botón de madera donde se indica que esta labor ha sido hecha a mano y con "mucho amor". Me encantan estos pequeños detalles.



La bolsa está acolchada y la he hecho siguiendo un sencillo tutorial de Pinafili, os dejo el enlace por si os interesa consultar. El vídeo explica muy bien todos los pasos aunque no se indican dimensiones, o al menos yo no las he encontrado. Para que os sirva de orientación os diré que los rectángulos que he cortado para hacer la bolsa en mi caso, medían ocho por veinte pulgadas (20x50 cm aprox.) Por supuesto las medidas son al gusto y la bolsa se puede hacer del tamaño que se quiera.


Ahora sólo me queda por decidir para qué la voy a utilizar, porque he de confesaros que me ha quedado tan "cuca" que me da pena estropearla. ¿Para qué la utilizaríais vosotras? y con esta pregunta flotando en el aire me despido. Espero que paséis una feliz semana. Nos vemos en el próximo post. Gracias por vuestros comentarios y por vuestras visitas.