martes, 19 de junio de 2018

Costurero para el bolso

¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien. Yo por mí parte no puedo quejarme aunque ando un tanto tristona porque las clases de patchwork ya han concluido. Lo que peor llevo es tener que despedirme de las compañeras, con las que semana tras semana he compartido vivencias, consejos e inestimables consejos de costura. 


Para hacer la despedida más llevadera organizamos el último día de clase una estupenda comida en la que no faltó de nada, y donde pudimos comprobar que además de coser muy bien tampoco se nos da mal la cocina. 


Al terminar como todos los años intercambiamos nuestros regalos del "Amigo invisible" que este año han tenido mucho, que mucho nivel. El tema escogido por la profesora fue "algo para llevar en el bolso".


Así que después de darle vueltas al asunto me decanté por este mini-costurero en forma de corazón que me pareció precioso, tanto es así que decidí hacer dos por el precio de uno siguiendo el consejo de Sole del blog "The Gil House", os dejo el enlace por si os apetece pasaros a dar una vuelta por él.



Porque no sé si a vosotros os pasa lo mismo que a mí; haces algo para un regalo, algo que te encanta y piensas ingenuamente que en cuento tengas un hueco lo repetirás para ti, pero por desgracia el hueco nunca llega y el proyecto termina sepultado en esa lista de pendientes que todas tenemos.


Decidida a que la historia no se repitiera de nuevo, hice los dos costureros a la vez, se tarda algo más de tiempo pero no tanto como cabría esperar. Deciros que estoy muy contenta con este consejo y no cabe duda de que lo voy a poner en práctica en cuanto la ocasión se tercie.



Por mi parte recibí como regalo un precioso llavero en forma de casita, obra de mi compañera Ester, lleno de mimo y de delicados detalles, por el que le estoy muy agradecida. Os dejo la imagen para que podáis comprobarlo por vosotros mismos.
Llavero de Ester
Y con esto voy terminando el post, aunque antes de despedirme quisiera decir que tengo problemas técnicos con el blog. En las últimas semanas he dejado de recibir vuestros comentarios en mi correo electrónico, con lo cual me es complicado contestaros. De momento no he conseguido resolverlo y no tengo la más remota idea de lo que puede estar pasando. Si alguien puede echarme una mano, se lo agradezco. 


Pero no me despido, aunque me extienda más de la cuenta, sin deciros lo muchísimo que agradezco vuestros comentarios, vuestras visitas y vuestra presencia constante. Gracias de todo corazón. Sois la sal de este blog. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana a todos.

martes, 12 de junio de 2018

Faro junto al mar

Hacía ya mucho tiempo que no os mostraba un trabajo de punto de cruz y para matar ese gusanillo os traigo hoy un cuadro con un motivo muy veraniego ya que se trata de un precioso faro junto al mar.

Este cuadro en cuestión se encuentra entre mis favoritos, ya que he de confesaros que siento una atracción irresistible por los faros, así que cuando vi el esquema de esta labor no pude resistir.


En cuanto al colorido también se encuentra entre mis preferidos, los tonos son suaves pero al mismo tiempo muy alegres. Técnicamente  me resultó un tanto complicado hacer este cuadro porque combina el punto de cruz con otro, del que desconozco el nombre, pero se trata de un medio punto muy similar al petit pua. 


Como era la primera vez que bordaba usando este medio punto tuve que experimentar hasta lograr el grosor adecuado en la puntada. No recuerdo ya bien porque hace tiempo que terminé esta labor, pero si la memoria no me falla tuve que poner hasta cuatro hebras de hilo para hacer el medio punto. No sé si podréis apreciarlo bien en las fotos.


Ruego también que disculpéis la calidad de las fotos, las he hecho lo mejor posible pero me ha resultado muy complicado debido al cristal de la enmarcación  que refleja de modo inmisericorde la luz del flash. Y con esto voy finalizando el post, que no quiero alargarme en exceso. Espero que os haya gustado, gracias una vez más por vuestros comentarios y por vuestras visitas. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana.

martes, 5 de junio de 2018

Canastilla para bebé: bandanas


El post de esta semana está dedicado de nuevo a la canastilla que hice algún tiempo para Pedrito, mi sobrino, y que os he ido mostrando poco a poco a lo largo de una serie de entradas, aunque mucho me temo que estos posts comienzan a convertirse en algo así como una serie de televisión, de ésas que tienen un millón de episodios, aunque os prometo que éste va a ser el último, porque con él, ya he terminado de mostraros la canastilla al completo.


De todos los elementos que componen la canastilla, creo que las bandanas fueron el elemento más divertido de hacer y el que más me apetecía coser. Siempre me había gustado verlas porque me parecen muy bonitas y me daba mucha "envidia" cuando las veía en otros blogs. Pero sin un bebé a la vista me parecía ridículo comenzar a coser una, no tenía mucho sentido.


Lo cierto es que las bandanas son muy sencillas de coser y no tuve ningún problema en encontrar patrones y videos explicativos. 


El único punto en el cual estuve dudando fue en el sistema de cierre. En la mayoría de los blogs que consulté las bandanas se cerraban mediante un broche o un snap pero la solución no terminaba de gustarme porque haciendo memoria recordé lo complicado que era sujetar los baberos de mis hijos cuando se cerraban mediante broches, ya que no paraban un rato quietos.


Por eso al final opté por colocar un trocito  de velcro que fijé a la tela con la ayuda de la máquina de coser. Este sistema desde mi punto de vista tiene dos ventajas fundamentales; la primera se abrocha y desabrocha con suma facilidad, y en segundo lugar, es más sencillo de ajustar al cuello del bebé.


Por último deciros que Pedro está guapísimo con sus bandanas y  las está disfrutando mucho y no me alargo más. Espero que el post os haya gustado. Gracias por vuestras visitas y comentarios, sin ellos este blog no sería posible. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana a todos, disfrutadla al máximo.

martes, 29 de mayo de 2018

Alfiletero del mes de mayo

¡Hola a todos! Una semana más y aquí me tenéis de nuevo. Hoy toca alfiletero, ya sabéis que el reto que me he propuesto este año es mostraros un alfiletero dedicado cada mes a un animal diferente. Este mes el animal escogido es el elefante.


Aunque he de confesaros que he estado tan liada durante las últimas semanas que he estado a puntito de no poder subir este post. Pero como últimamente estoy siendo una niña muy buena que hace  sus deberes a tiempo, no quería romper la racha, así que con el último aliento y casi "in extremis" he conseguido escribir la entrada correspondiente al mes de mayo.


Ahora os hablaré un poco de este alfiletero, que ha terminado por convertirse en algo muy especial. Me explico. En primer lugar, no es un elefante, sino una "elefanta". No sé  el porqué pero cuando lo terminé me parecía que le faltaba algo, así que se me ocurrió ponerle unos llamativos coloretes en las mejillas, después de eso el elefante pasó a ser "elefanta", no podía ser de otro modo.


También he de confesaros que debido a las prisas que son malas consejeras y a la falta de tiempo en la que vivo inmersa, no es uno de mis mejores trabajos técnicamente hablando. Sin embargo, esta elefanta tiene algo entrañable, no sé si serán sus enormes orejas rojas, que han quedado algo torcidas y que se me antojan más propias de un ratón que de un paquidermo, o tal vez sea el lacito que adorna su cuello y que le da un aire entre coqueto y cursi, o quizás sea la colita, hecha a partir de un trocito de cordón de zapatilla y adornada con un bonito y llamativo botón en forma de flor. 


Tal vez sea por todas estas razones o quizás por ninguna de ellas, pero lo cierto es que este pequeño alfiletero ha conquistado el corazón de mi hija. Tanto que le ha puesto un nombre "Fernanda", y la ha adoptado para que la acompañe en esa especie de isla-refugio, en que se convierten las habitaciones de los adolescentes. Como podéis ver en las fotos Fernanda anda de lo más feliz y coqueta luciendo palmito sobre la estantería. No va a cumplir con la función para la que fue creada, sin embargo no creo que le importe demasiado. Y con esta última imagen me despido, como podéis ver las cosas no tienen porque ser perfectas para resultar bellas. Espero que el post os haya gustado. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada.


martes, 22 de mayo de 2018

Bolsa para labores

¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien, yo por mi parte estoy muy contenta de poder mostraros este trabajo porque forma parte de mi lista de buenos propósitos para el Año Nuevo. 


Esta bolsa la comencé hace tiempo en plan experimental porque quería practicar la técnica del crazy patchwork para aprovechar un montón de pequeños retales de un  proyecto anterior, y lo que comenzó siendo un  experimento terminó por convertirse en esta bolsa. 


La verdad es que estoy encantada con el resultado, parece mentira que de un montón de retales inservibles se pueda terminar obteniendo algo tan bonito, la verdad es que tiene algo de mágico. A medida que el proyecto fue creciendo me entusiasmé con él y decidí bordar los bloques con punto de escapulario en tono granate.


Una vez terminada la bolsa como vi que su tamaño era bastante grande decidí usarla para guardar mis dos bastidores, uno tradicional, el que se ve en la foto y otro que tengo para el acolchar. 


Al primero le tengo mucho cariño porque tiene muchos años y me lo regaló mi madre, es el que ella usaba para bordar y que luego me regaló. Por desgracia yo no sé bordar como ella aunque lo he utilizado  para hacer mis cuadros de punto de cruz.


Con esto voy terminando este post, que espero os haya gustado. Gracias a todos por tomaros el tiempo necesario para leer estas líneas y por seguir este blog, vuestras palabras y vuestras visitas me animan a continuar publicando semana tras semana. Un millón de gracias, y como siempre os digo hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada.



martes, 15 de mayo de 2018

Quilt para bebé

La semana pasada os mostraba la capa de baño de bebé que hice para la canastilla de Pedro, pues bien hoy os traigo el top de un pequeño quilt que le estoy haciendo como regalo. La verdad es que cuando estaba haciendo la canastilla me quedé con el gusanillo de hacerle un quilt para la cuna pero por motivos de tiempo me fue imposible. Después cuando tuve el tiempo suficiente como para ponerme manos a la obra, me encontré con el problema de no tener tela, apenas si contaba con unos pocos retazos, hasta que el vídeo de Mary Carmen de Coso que te coso me vino a sacar del apuro, os dejo el enlace por si os apetece consultarlo.


En este tutorial Mary Carmen nos explica con su gran sentido del humor una técnica  sencilla pero que sirve muy bien para aprovechar esos retales que nos van sobrando, justo lo que yo tenía un millón de retalitos. La técnica en cuestión se denomina "del carrete" y consiste en coser retazos de tela a una tira de papel enrollado. Los "carretes" o "rollos de papel" los compré en una papelería ya que son los mismos que se usan con las calculadores grandes. Os dejo una foto para que os hagáis una idea de lo que  hablo. Como no sabía que tamaño iba a necesitar compré los dos que tenían en la tienda; al final terminé utilizando el rollo de mayor tamaño.


He de deciros que me he divertido mucho practicando con esta técnica y que me ha resultado muy útil para aprovechar los retales y poder hacerle a Pedro un pequeño quilt a juego con el resto de su canastilla.


En cuanto al diseño he seguido el mismo de otro quilt que hice hace algún tiempo pero con telas en tonos naranjas, os dejo el enlace a ese post por si os interesa consultar el tutorial  que realicé en su momento. El quilt que hoy os muestro es básicamente igual al primero que hice, aunque he modificado radicalmente los colores y le he añadido una cenefa hecha con la ya famosa técnica del carrete.


Como podéis ver el top ya lo tengo terminado, ahora sólo me queda montar el sandwich y por supuesto el tema del acolchado, que mucho me temo vaya a tardar porque tengo muchos proyectos en lista de espera. Me despido ya de todos vosotros hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana.



martes, 8 de mayo de 2018

Canastilla de bebé: capa de baño


¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien. Yo por mi parte tenía unas ganas enormes de volver a estar con vosotros compartiendo ideas y proyectos. El post de esta semana forma parte de lo que creo se ha convertido en una especie de serie, me refiero a la canastilla que hice para mi sobrino Pedro y que os he ido mostrando poco a poco.


El post de hoy está dedicado a la capa de baño que customicé con su nombre. Como no dispuse de mucho tiempo para preparar la canastilla decidí comprar una capa de baño de ésas que ya vienen hechas con la típica tela en color azul celeste. No es que la tela fuese fea pero era un tanto aburrida y sobre todo no tenía nada de especial. Sin embargo, yo quería darle un toque distinto que convirtiera la capa de Pedro en algo especial y único, que sólo él tuviera.


El primer paso fue descoser por completo toda la capucha para retirar la tela de color azul celeste, que usé como patrón para cortar la tela estampada, que pienso se ha convertido en el sello indiscutible de esta canastilla. Luego volví a coserla con sumo cuidado para que los pespuntes quedasen rectos aunque y cambié el bies del borde por otro de color verde intenso acorde con el colorido de la tela principal.


El siguiente paso fue localizar un abecedario en internet, en esta tarea, que a mí me resulta muy engorrosa, me ayudó mi hija que imprimió las letras una vez seleccionado el tamaño y la tipografía. 


Con entretela de doble cara corté las letras y las pegué en el borde exterior de la capa formando el nombre de Pedro. Para terminar, bordé a mano con puntada de festón las letras en un color verde intenso acorde con los colores de la tela; y de este modo, la capa de Pedro estuvo terminada.


Deciros que la madre de Pedro está encantada con el resultado, a mí también me gusta mucho como quedó. Antes de esta capa customicé otra que me encargó una amiga para un regalo, os dejo el enlace por si os apetece pasar a echar un ojo aunque la técnica que he empleado ha sido la misma, el estilo no tiene nada que ver.

Me despido ya de todos vosotros. Hasta pronto y como siempre suelo deciros, nos vemos en el próximo post. Os deseo una muy feliz semana.