sábado, 23 de julio de 2016

Alfiletero mes de Julio

A pesar de los rigores del verano y de lo complicado que es coser cuando las temperaturas suben y las manos te sudan tanto que todo se te queda pegado, he conseguido terminar el alfiletero del mes de Julio.
 


La idea para hacer este alfiletero surgió de la pura necesidad, ya que  la única labor que puedo transportar de modo cómodo y sencillo hasta la piscina es el ganchillo. Así que una tarde provista de mis instrumentos de "ganchillear " me fui a la piscina en plan experimento, para ver si era capaz de hacer una sencilla aplicación de ganchillo, con la que decorar un alfiletero.




He de decir que aunque me defiendo con el ganchillo, no soy ni de lejos una experta, ya me gustaría a mí. El ganchillo es de momento una asignatura pendiente. Sin embargo, pienso que la aplicación ha quedado aceptable, teniendo en cuenta que llevo mucho tiempo sin practicar.


Si os fijáis en las fotos el alfiletero está aplicado sobre una tela color crudo de lino que compré el año pasado en Ikea y que me gustó mucho, no sólo por su tonalidad sino también por su textura. Me encanta como se arruga el lino, así como el aspecto natural y fresco que tiene esta tela. De algún modo, lo tengo asociado con el verano y por eso me pareció buena idea utilizarlo para hacer el alfiletero de un mes tan caluroso como Julio.


Es la primera vez que trabajo con este tipo de tejido, estoy acostumbrada a usar el algodón en mis trabajos, pero he de confesar que me ha gustado la experiencia. La tela es más gruesa y áspera que el algodón, así que pensé que me resultaría complicado coserla pero resultó ser un material noble y no he tenido ningún problema con la costura.


En cuanto al adorno no puede ser más sencillo, un simple pero precioso botón de nácar. Su brillo le aporta al alfiletero  un valor añadido, probé con botones de plástico de los que imitan al nácar pero ni de lejos quedaban tan bonitos como  los auténticos.

También pensé que puesto que había usado materiales naturales como el lino y el algodón para hacer el alfiletero, el botón debería ser un material del mismo tipo. Así que como no tenía ninguno a mano,  fui como en otras ocasiones a la mercería Amorós, donde me sacaron del apuro ya que los tienen en un montón de tamaños diferentes.



No me extiendo más, sé que muchos de vosotros estáis de vacaciones disfrutando de un merecido descanso, que es lo que toca en estas fechas.  Descansad mucho que hay que recargar las pilas. Yo de momento no he podido disfrutar de las mías aunque ya me queda poco. Hasta pronto y como siempre os digo, nos vemos en el próximo post.

jueves, 14 de julio de 2016

La hora del té

Hará un tiempo os mostré un cuadro de punto de cruz perfecto para vuestra cocina. Si lo recordáis se trataba de unas simpáticas hueveras, todas ellas diferentes. Los cuadros que hoy os quiero mostrar también están pensados para la cocina.


Son dos cuadros diferentes, aunque mejor sería llamarlo cuadritos porque son muy pequeños. Representan una taza y una tetera. Estos cuadros fueron de los primeros que bordé, con lo que técnicamente no son de los mejores, pero el colorido y sobre todo la enmarcación son muy bonitos.



A pesar de que tienen un montón de años me siguen gustando y por eso continúan decorando una pequeña pared de mi cocina.



La idea de bordar dos pequeños motivos para luego enmarcarlos haciendo juego me parece muy buena. Los bordados, al ser muy pequeños, no llevan demasiado tiempo hacerlos y se pueden terminar pronto, por lo que resulta  una idea muy buena si todavía no dominas el punto de cruz, no tienes tiempo o te pone de los nervios.


Espero que estos pequeños y coquetos cuadritos os hayan gustado. Yo les tengo mucho cariño aunque no sean perfectos, llevan tanto tiempo conmigo. También me recuerdan lo mucho que he aprendido pero sobre todo lo mucho que me queda por aprender.

Me despido ya de vosotros. Espero que la idea de estos pequeños cuadros para la cocina os haya gustado e inspirado. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.

Feliz fin de semana.

domingo, 10 de julio de 2016

Trucos de costura: acolchado en celosía

Lo que hoy os he preparado es un pequeño tutorial donde prentedo explicar como hacer un sencillo acolchado. Yo lo he llamado acolchado en celosía pero no sé si existe otro nombre para denominarlo. Si es así no dudéis en decídmelo porque estoy interesada en saberlo.


Este acolchado es muy sencillo de hacer, de hecho es el típico acolchado que suele aparecer en los edredones de confección industrial o en los acolchados de los chaquetones de invierno. También fue el primero que yo aprendí y como todo lo que aprendemos "de pequeños" le tengo cariño.

Comienzo con la explicación del paso a paso.



En primer lugar tenemos que cortar las tres capas que van a formar nuestro sándwich, a saber: la tela del top, la guata y la tela del forro. Es aconsejable cortar la guata unos centímetros más grande que la tela del top y del forro, porque como sabéis el acolchado tiende a encogerse, quedando los laterales de la pieza acolchada desparejados. Si dejamos guata de sobra podremos cortar el exceso con el cutter e igualar la pieza sin perder  demasiados centímetros.


Una vez cortadas las tres capas las disponemos en el siguiente orden: tela del top, guata y forro, de ahí lo de sándwich. Sujetamos las tres capas con alfileres o con hilvanes si estáis más hacendosos.


Ahora con la ayuda de una escuadra o de la regla de patchwork, si tiene indicados los grados, trazamos una línea a 45 grados. Es recomendable utilizar un lápiz de tela, un rotulador soluble al agua o al calor, o cualquier otro que no deje las líneas de acolchado  marcadas en la tela de modo permanente. Fijáos en la foto que queda más clarito.


A continuación le damos la vuelta a nuestra escuadra y marcamos otra línea en sentido contrario y la cruzamos con la primera, como se puede ver en la imagen superior. Estas dos líneas van a ser las que tomemos como referencia para realizar nuestro acolchado.

Tomando las líneas de referencia vamos marcando a intervalos regulares, por ejemplo cada seis o siete centímetros, las otras líneas del acolchado. Cuanto menos centímetros de separación dejemos, más pequeñitos salen los rombos del acolchado, cuanto mayor sea la separación más grandes quedarán. Para hacer esto lógicamente hay que ir midiendo con una regla los centímetros de separación entre línea y línea. Si te equivocas luego los rombos salen de tamaños distintos.


Como no me gusta demasiado medir porque suelo ser un tanto despistada y me equivoco, he ideado un sistema para hacerlo de un modo rápido, fácil y sobretodo sin errores. ¿En qué consiste os preguntaréis? Pues es muy simple, sencillamente tomo como referencia la cuadrícula de mi regla de patchwork para ir marcando las líneas.


Si os fijáis en las fotos la regla está dividia en dos cuadrantes marcados por una línea negra central, lo que hago es hacer coincidir esta línea sobre la de referencia y marco con el lápiz dos nuevas líneas, tanto arriba como abajo. De este modo obtenemos dos líneas paralelas perfectamente centradas y sin necesidad de medir.


Poco a poco vamos desplazando la regla y marcando las líneas. Es un proceso fácil y sencillo. El único incoveniente es que no podemos modificar el tamaño del los rombos.


Una vez marcadas todas las líneas pasamos a coser con la máquina. Podemos hacer una puntada sencilla . Acordáos de aumentar el tamaño de la puntada proporcionalmente al grosor de la guata, es decir, cuanto más gruesa sea la guata la puntada deberá ser más larga para que el acolchado no quede arrugado y hecho un asco, y al contrario.


Si no sois muy mañosos con la máquina y os cuesta que los pespuntes queden rectos, os voy a dar otro truquillo para que disimular las imperfecciones, consiste en hacer un pespunte en zig-zag; con este tipo de puntada las desviaciones al coser se notan mucho menos que con la recta. Fijaros en la foto de arriba para entender mejor lo que os digo.

Espero que este mini-tutorial os haya gustado. Me despido ya de vosotros y como siempre os digo. Nos vemos en el próximo post.





miércoles, 6 de julio de 2016

Mi primer premio



El motivo de la entrada de esta semana ha sido algo totalmente inesperado y que me ha hecho muchísima ilusión, es la primera vez que me nominan para un premio y estoy como suele decirse "como niño con zapatos nuevos". La responsable de tan feliz acontecimiento es María de PetitDudu, un blog que sigo asiduamente, nunca me pierdo sus trabajos donde demuestra una maestría total al elegir y combinar telas, siempre acertada en los tonos e impecable en las terminaciones.



Pero PetitDudu no sólo destaca por sus trabajos sino también por sus palabras, leyendo sus post he descubierto mucho sobre las costumbres, lugares y tradiciones de su tierra, Galicia. Nunca he estado allí pero en cuanto las circunstancias lo permitan espero hacer una visita.

El motivo de este premio es reconocer el trabajo que día a día realizamos en nuestros blogs, además de darnos a conocer y a la vez descubrir el trabajo de otros compañeros.

Paso a indicaros cuáles son las normas del premio:

1.- Poner el logo del premio
2.- Agradecer a quien te ha mencionado.
3.- Responder a 10 preguntas propuestas.
4.- Crear 10 preguntas nuevas.
5.- Nominar a otros 10 blogs.

Paso a responder las diez preguntas propuestas por María de PetitDudú:

1- ¿Cómo surgió la idea de tu Blog?

Hará unos años comencé a ir a clase de patchwork en un taller organizado por el ayuntamiento. Siempre me habían fascinado las colchas de amish que aparecían en las películas americanas, creo que me enamoré de patchwork viendo la película de Harrison Ford, Presunto Inocente. Así que comencé asistir y descubrí lo mucho que me gustaba este tipo de labor. No falté a ni una sola clase. Poco a poco fui aprendiendo y para cuando el curso terminó había hecho mi primera colcha sampler. Olga, una amiga, viendo mis progresos comenzó a insistirme para que mostrara mis trabajos en un blog. A mí jamás se me habría ocurrido hacerlo ni por asomo. De todos modos, me resistí durante bastante tiempo, no creía estar a la altura de tal empresa.

Desgraciadamente o por fortuna según se mire, un desagradable incidente en mi vida fue lo que me dio el empuje final para comenzar este blog, dicen que "cuando Dios cierra una puerta abre una ventana", y es muy cierto. El secreto está en no rendirse y seguir hacia adelante. Este blog fue mi ventana, y con el tiempo se ha ido haciendo mayor y ha terminado por convertirse en una bella puerta; gracias a la cual he conocido a  personas maravillosas, además de brindarme un millar de posibilidades de crecimiento y aprendizaje.



2- ¿Te ayuda alguien con el trabajo de tu blog?


La respuesta a esta pregunta es rotunda: mi marido. Sin él podéis estar seguros de que este blog no existiría. Fue él quien dio de alta el blog, hizo el banner y la marca de agua con la que acompaño todas mis fotos, me enseño hacer entradas y a editar las fotos. Me dio las alas informáticas necesarias para que yo pudiera volar. Él es mi apoyo, cuando la wifi no funciona, cuando estreso al ordenador porque soy muy impaciente, cuando necesito instalar un programa, siempre cuento con su ayuda, porque los temas informáticos no son precisamente mi fuerte, aunque os puedo asegurar que he aprendido un montón de cosas en este tiempo. Quiero aprovechar para darle las gracias públicamente, porque siempre está ahí cuando lo necesito.

3- Entras o compartes en Blogger a través de tu móvil

De momento el móvil sólo lo utilizo para leer los comentarios que suelen hacerme en el blog cuando estoy fuera de casa o para mostrar alguna entrada cuando alguien me pregunta por mis últimos trabajos. Sé que existe la posibilidad de publicar desde el móvil pero no la he puesto en práctica. Lo que si suelo utilizar mucho es la tablet sobre todo para navegar, consultar las estadísticas de blogger o publicar una entrada previamente preparada.


4- ¿Preparas el tema de cada entrada o te inspiras a medida que escribes?

Las dos cosas, hay veces que tengo una idea que surge en un momento dado y me digo esto lo tengo que contar en el blog; con el tiempo he desarrollado la sana costumbre de anotar las ideas en una libreta para que no vuelen de mi cabeza. Esto mismo me sucedió con la entrada del "El club de los viernes" cuando terminé de leer el libro y vi como la ficción se hacía realidad, me dije "lo tengo que contar", no sabía ni cómo ni cuando  sólo que mi necesidad de contarlo era muy fuerte. Finalmente escribí ese post al que le tengo un especial cariño porque coincidió con la entrada que Mary Carmen de Cosoquetecoso hizo sobre mi blog y que le dio el empujón que necesitaba; gracias a ella, el blog comenzó a tener seguidores y  a recibir muchos comentarios; ella ha sido como un hada madrina y le estará eternamente agradecida. Aprovecho también para darle las gracias y para felicitarla por su blog.

Otras veces, como comenta María de PetitDudú, edito las fotos de los trabajos que quiero mostrar y comienzo a escribir, con o sin idea previa; siempre suelo comentar los detalles de la labor que muestro y a medida que voy escribiendo suele aparecer la inspiración, puede ser en forma de experiencia reciente, recuerdo de la niñez, cualquier pensamiento que ese momento ronde por mi cabeza. No siempre estoy igual de inspirada, a veces las palabras surgen solas, como si fueran dictadas, y otras veces, las tengo que sacar con "cucharilla".

5- ¿Cómo promocionas tu blog?

Sinceramente creo que la promoción es una de mis asignaturas pendientes, más por falta de tiempo que de ganas, aunque últimamente he ampliado mucho la lista de blog que visito y en los que comento habitualmente, pero no son ni muchos menos todos los que me gustaría. Pero el tiempo no me alcanza. Últimamente he participado en un proyecto que me ha gustado mucho, es el proyecto Homenaje de Sole, The Gil House, no sé si esto cuenta como promoción, tampoco sé lo que es una fiesta de enlaces. Si alguien me lo explica se lo agradezco de todo corazón. También admito sugerencias sobre como promocionar el blog, porque en este tema estoy bastante verde.

6- ¿De qué entrada te sientes más orgullosa?

Creo que sin duda de la entrada que estoy más orgullosa es de la que lleva por título Un camino de mesa para el viejo baúl de la abuela. La escribí pocos meses después de la muerte de mi abuela Rosa. Me costó mucho trabajo porque la pérdida era reciente. Durante un tiempo perdí las ganas de coser y de escribir. Pero la vida sigue y debemos mirar hacia adelante y mi modo de hacerlo fue escribir ese post. Sudé tinta china con su redacción, pero al final quedé muy contenta con el resultado,  conseguí ser fiel a mi idea original; quería hacer algo que recordara a mi abuela pero no quería cargar las tintas. Creo que encontré el punto justo. A Olga le gustó tanto que lo tradujo al ruso. Os he dejado el enlace, si tenéis un ratito os agradecería que lo leyerais y comentarais si os gusta.

7-¿De qué cosas te sientes orgullosa cuando hablas de tu blog? 

Esta pregunta es complicada de responder. Creo que de lo que estoy más orgullosa es de mis tutoriales. Si exceptuamos los apenas siete meses en los que puede asistir a clases de patchwork, se puede decir que soy autodidacta, ya que muchísimo de lo que he aprendido lo he hecho gracias a blogs como el mío, donde alguien se ha tomado la molestia y el enorme trabajo de hacer un tutorial para enseñar a otras personas.  Quería retribuir de algún modo lo mucho que he recibido y creo que una buena forma de hacerlo es a través de los tutoriales que escribo.

8-¿Qué te gusta hacer en tus ratos libres?

Creo que la respuesta a esta pregunta ya la conocéis, me encanta la lectura. Soy una lectora empedernida, capaz de leer en un autobús  sin marearme, aunque últimamente viajo en tranvía y la calidad de mis lecturas ha mejorado considerablemente, lo malo es que a veces me sumergo demasiado en la lectura y me paso la parada. Siempre llevo un libro entre manos y no soy demasiado quisquillosa ni con las temáticas ni con los autores, leo de todo.

9- ¿Cuál es tu viaje soñado?

Esta pregunta me apetecía un mucho contestarla porque me encanta viajar. Sinceramente creo que viajar es una de las experiencias que más nos enriquecen, no sólo aprendemos y conocemos cosas diferentes y nuevas, sino que nos permite conocer otras formas y modos de entender el mundo y eso de alguna manera, abre nuestra mente.
Creo que sin duda me gustaría ver las pirámides de Egipto, desde pequeña he sentido fascinación por ellas y por la cultura egipcia antigua, pero tal y como están las cosas veo difícil que mi deseo se cumpla, de momento ya he visto el Museo Arqueológico de Londres, aunque evidentemente no es lo mismo. Pero algo es algo.

10- Recomiéndame un lugar para visitar del entorno donde vives.

Ya sabes que vivo en Murcia aunque soy andaluza. Son ya muchos los años que llevo en esta región y supongo que conocerás la Manga, pero no van por ahí los tiros ya que el lugar que te propongo  es un gran desconocido, y salvo que seas de la zona, imagino que no habrás oído hablar del Valle de Ricote. Yo desde luego no lo conocía cuando llegué  a Murcia, y me sorprendió porque el paisaje de este pequeño valle por el que discurre el río Segura es muy especial.


Me gustó el contraste de los montes pelados y abruptos sin vegetación, con el verde intenso de los frutales y sobresaliendo entre ellos las esbeltas palmeras. Como una imagen vale más que mil palabras he aprovechado una pequeña excursión familiar de domingo para hacer unas cuantas fotos, bueno no te miento un montón de fotos. Te dejo unas cuantas para que te hayas una idea.


El Valle de Ricote lo componen varios municipios pero en concreto quería que vieras un lugar muy especial, desconocido y casi secreto. Se trata del lavadero de Ojós, un lugar en el que las mujeres de este pequeño pueblo han lavado durante siglos de forma colectiva y que recientemente ha sido restaurado, lo más sorprendente es que continúa en uso.


Lavadero de Ojós, Valle de Ricote-Murcia
Lavadero de Ojós, Valle de Ricote-Murcia


Ahora llega el turno de las preguntas propuestas:

1- ¿Cómo surgió el nombre de tu blog?
2- ¿Qué te motivó para crear un blog?
3- ¿Cómo lleva tu entorno más cercano el convivir con un "blogger"?
4- ¿Cómo promocionas tu blog?
5- ¿Cuál es tu entrada favorita?
6- ¿Qué te gustaría mejorar en tu blog?
7- ¿Qué le ha aportado el blog a tu vida?
8- ¿Cuáles son otras de tus aficiones?
9- Si tuvieras que elegir una ciudad para vivir en el mundo ¿a cuál escogerías?
10- ¿Cuál es tu película favorita?


Ésta es sin duda la parte más complicada del premio porque tengo que escoger a otros diez blogs, y esto me supone un verdadero problema; existen tantos y tantos blogs a los que me gustaría mencionar que diez se me antojan pocos, intentaré no repetir a los blogs que ya han sido mencionados. Sé que me dejo a muchos y me pesa en el alma. Vamos con las nominaciones:

Puntadas y apuntes.
Madejas de colores.
Las Cositas de Gini.
Unas gotas de Rocío.
Ligia Patch.
Mundo telar.
Px y otros asuntos.
TresP craft blog.
Creando desde mi desván.
Lavoreandovoy.

Me despido ya de vosotros, que la entrada comienza a ser kilométrica; gracias por vuestra atención y paciencia pero antes de despedirme del todo quiero volver de nuevo a darle las gracias a María de PetitDudú por acordarse de mí. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.













viernes, 1 de julio de 2016

Alfiletero mes de junio: estrella de la mañana

Este mes como se suele decir "se me ha pegado el arroz" y casi no llego a tiempo de publicar el alfiletero dedicado al mes de junio. Afortunadamente he conseguido terminarlo "in extremis" para poder publicar  aunque sea el último día del mes.



Junio es un mes "horribilis" para mí debido al final de curso, quienes tenga niños en edad escolar me entenderán:  exámenes parciales, exámenes finales, entrega de  notas, banco de libros, preparación vestuario para baile final de curso, fiesta final de curso, matrículas, elección de asignaturas optativas,  reserva de libros para septiembre, lista provisional de notas, período de alegaciones, entrevista profesores...



Después de leer la lista que acabo de escribir estoy mentalmente agotada; menudo trajín, no es de extrañar que me haya pasado el mes de un lado para otro haciendo listas y más listas de cosas para hacer y que apenas haya encontrado huecos para coser.



Pero no podía faltar a mi cita con este alfiletero, porque desde que lo vi en el blog de Cristina Puntadas y apuntes me quedé prendada de él. Lleva en mi lista de pendientes ni os cuento el tiempo y no quería dejarlo allí ni un sólo minuto más, así que sacando el tiempo de donde no lo hay, he conseguido hacerlo siguiendo su estupendo tutorial; espero que el alfiletero esté a la misma altura. Os he dejado arriba un enlace al tutorial por si os apetece haceros uno.


Este proyecto ha sido todo un reto para mí porque aunque ya he hecho muchos bloques de patchwork, es la primera vez que hago uno tan pequeñito como éste. Conseguir hacer coincidir todas las esquinas no ha sido fácil por su tamaño diminuto, pero creo que ha quedado bastante bien.



En cuanto a la tela que he usado, deciros que es una de mis preferidas, desafortunadamente apenas me queda de ella una tira de unos diez centímetros de ancho. ¿No os pasa a vosotros que os enamoráis de una tela, que os parece tan especial que no sabéis en que emplearla, la atesoráis por largo tiempo hasta que un día llega el proyecto perfecto donde usarla? Eso mismo me ha pasado a mí con la tela que compone esta estrella, es una de mis favoritas. Tanto su diseño vegetal como su colorido me parecen de lo más original.


En cuanto a la decoración del alfiletero es muy sencilla, apenas un sencillo acolchado a mano, ya que  no quería quitarle protagonismo ni al bloque ni a la tela; la única licencia poética que me he tomado por así decirlo, ha sido la cinta que adorna el alfiletero. La puse en el último minuto porque recordé que tenía un trocito sobrante de otro proyecto anterior y me pareció que combinaba muy bien con la tela, además al ser larga, me permite colgar  el alfiletero de la máquina de coser para así tener los alfileres a mano ¿Qué os parece a vosotros la idea?



Espero que el alfiletero os haya gustado y si es así, no os resistáis y haceros uno lo antes posible usando el estupendo tutorial de Cristina, que tan amablemente ha hecho para todos nosotros. Hasta pronto y nos vemos en le próximo post. Feliz fin de semana.

PD. Menos mal que mañana ya es Julio y que Junio por este año ya terminó. Mensaje para madres estresadas.


martes, 28 de junio de 2016

Proyecto Homenaje The Gil House: el resultado de la casita zapato

Hace apenas algunos meses os presentaba un interesante proyecto, si hacéis un poquito de memoria recordaréis que os hablé del  precioso quilt de Homenaje, que Sole de The Gil House estaba llevando acabo.
 
Sole con grandes dosis de arte y paciencia ha ido dando vida a todos y cada uno de los diseños que le hemos ido enviando, como si de una maga se tratase, convirtiendo sencillos dibujos en preciosas casitas llenas de color; todas distintas, todas únicas.


La elección de las telas me parece maravillosa así como la capacidad de Sole para captar y respetar las distintas personalidades que hay detrás de cada uno de los diversos diseños, lo cual considero no debe ser nada fácil; como ella misma dice se ha convertido en una auténtica experta a la hora de transcribir con hilo y aguja las distintas firmas que contenidas en los dibujos.


Por todo ello y a medida que el proyecto iba avanzando mis ganas por ver cómo sería mi Casita Zapato iban en aumento. Semana tras semana he estado atenta esperando que llegara mi turno y por fin la semana pasada tuve la suerte de ver como mi dibujo tomaba vida y color.


Bloque "Casita Zapato" Blog The Gil House, autora Sole Luis
Como bien supondréis estoy entusiasmada, la casita-zapato ha quedado preciosa. Me encanta como contrasta la tela gris azulada del fondo con el color rojizo de la bota haciendo que resalte mucho más, así como la atención puesta en todos y cada unos de los detalles del dibujo original, hasta la firma parece idéntica.

Por todo ello os animo a que paséis por el blog de Sole para conocer su interesante proyecto y  participéis si os ha gustado. Todavía quedan algunos días para poder enviar nuevos diseños y hacer entre todos aún más grande este precioso quilt. Enhorabuena Sole y felicidades por el proyecto.

Me despido ya espero que el post os haya gustado, hasta pronto y nos vemos en el próximo post.




miércoles, 22 de junio de 2016

Bolso de playa reversible

Creo que mi lista dependientes como la de la mayoría de vosotros se alarga a pasos agigantados, y mucho más desde que visito otros blogs y veo los trabajos que día tras día, semana tras semana vais mostrando. Y desde que descubrí Pinterest la cosa no ha hecho más que empeorar. Lo cierto es que por cada proyecto que tacho de mi lista se añaden otros cincuenta.


A veces pienso que ni viviendo tres vidas seguidas sería capaz de hacer y terminar todos los proyectos que me gustan o me llaman la atención. Sinceramente pienso que esto puede llegar a ser peligroso para mi salud mental. Voy a tener que tomarlo con más calma.



Pero bromas aparte, de vez en cuando consigo reducir aunque sea mínimamente mi interminable lista de proyectos e ideas pendientes. Eso es precisamente lo que sucede con el bolso que hoy os muestro. Lo vi hace una eternidad en internet y enseguida me picó "el guasanillo" para hacerlo, pero fue hace poco cuando encontré un hueco y me puse manos a la obra.



El bolso tiene un marcado aire marinero; un estilo que me gusta mucho y además me va a venir de "perillas" para ir a la playa y a la piscina ahora que las temperaturas comienzan a subir.



Para hacerlo escogí dos telas en color azul marino, que coordinan mi bien entre sí  y con dos motivos geométricos que me gustan mucho, a saber: triángulos y estrellitas.



El bolso en cuestión cuenta con dos caras, como los antiguos discos de vinilo. En la cara A, que podéis apreciar en la foto superior, se alternan rombos formados con ambas telas, como si fuera un damero invertido. Para darle más colorido y un aire inconfundiblemente marinero usé para el acolchado hilo en color rojo. Os dejo unas fotos para que podáis apreciar mejor este detalle.


No sé que os parecerá a vosotros pero a mí me gusta mucho como queda, aunque fue bastante complicado conseguir que los pespuntes quedarán medianamente rectos. Es la primera vez que acolcho a máquina haciendo un pespunte a cada lado de la costura. El efecto me ha gustado y creo que voy a repetir en otros proyectos. Espero que la próxima vez me resulte más fácil.



Para la cara B del bolso, que podéis ver en la foto que sigue, usé la tela triángulos y la decoré con un pequeño bolsillito adornado con un botón rojo a juego con el color del acolchado.  No digáis que no estoy en todos los detalles.




El botón, que es reciclado, como casi todos los que uso, perteneció  hace mucho tiempo a una gabardina roja que tuve. La gabardina no la conservo pero sí los botones.  Ahora podrá tener una segunda oportunidad y una nueva vida, en este bolso playero.



He de deciros que el pequeño bolsillito tiene el tamaño justo para guardar mi móvil, lo cual ha sido una total y absoluta casualidad porque para hacerlo usé dos de los cuadrados que me sobraron después de montar la cara A. Pero si lo hubiese medido a propósito,  no me habría quedado mejor, así que estoy muy contenta.


Espero que este bolso playero os guste y que os sirva de inspiración en vuestros proyectos. Aunque antes de despedirme de vosotros os quisiera dejaros con una pregunta ¿Qué preferís la cara A o la B? Yo de momento no lo tengo demasiado claro. Hasta pronto y feliz fin de semana.