miércoles, 4 de mayo de 2016

Alfiletero con punto de cruz

Gracias a vuestros trabajos he descubierto que puedo aunar un antiguo amor como es el punto de cruz con mi pasión actual, el patchwork, tanto Mª José de Madejas de colores como Cristina de Puntadas y apuntes, me han animado a retomar mi antiguo amor el punto de cruz, que no está reñido con el patchwork y que mejor prueba que sus preciosos trabajos.




Así que he comenzado con un proyecto sencillo, un alfiletero, ya que de momento y hasta que no termine con mis "proyectos de larga duración" no quiero embarcarme en trabajos de mayor envergadura. Aunque son tantas las tentaciones "costuriles" que es difícil resistirse.


Pese a ser mi primer proyecto "mix" estoy muy contenta con el resultado.  Los colores del bordado tienen ese toque romántico y anticuado que tanto me gusta, además de coordinar muy bien con la tela estampada.




Para darle un toque extra de sabor romántico le he puesto dos botones de nácar auténtico como los que usaban nuestras abuelas en la ropa. También le he puesto un trocito de encaje de bolillo blanco rematado por una puntilla con florecitas.




Como colgador he usado un trocito sobrante de piconela color rosa que coordina muy bien con la tela estampada y que tanto suelo utilizar en mis proyectos. Otro día os contaré el motivo.


También me gusta mucho el detalle de los botones laterales y que responden a un error por mi parte. Olvidé bordar la cuerda que sostiene la percha y me di cuenta demasiado tarde, cuando ya tenía completamente acabado el alfiletero; así que para esconder las puntadas de remate coloqué sobre ellas los botones. Lo cierto es que este error se ha terminado por convertir en un verdadero acierto.


Lo único que no me termina de convercer del todo es su tamaño, quizás sea más grande de lo esperado pero ya tengo pensada la solución; convertir este alfiletero en un expositor para broches como ya hice con otro alfiletero que hice este verano. Os dejo el enlace más abajo por si queréis echar un ojo.


Por último me hacía mucha ilusión mostraros la bicicleta que me han regalado y que me ha venido como anillo al dedo para mostraros el alfiletero. Es de alambre y según me han dicho está hecha de una sola pieza. Los pedales se mueven como los de una bici de verdad y hasta tiene un candado de seguridad con su correspondiente llave. Como veis no le falta detalle.


Espero que el alfiletero-expositor de broches os haya gustado. Hasta pronto y como siempre os digo nos vemos en el próximo post.  Gracias por vuestros comentarios y por vuestras visitas ya que hacen crecer este blog.

TAMBIÉN TE INTERESE VER ...



domingo, 1 de mayo de 2016

Tutorial alfiletero vintage: mes de abril

Como ya os comenté en la anterior entrada os he preparado un pequeño tutorial por si os apetece haceros un pequeño "alfiletero vintage".  Este alfiletero es un poquito más complicado que el alfiletero en tonos de azul correspondiente al mes de febrero. Pero sólo un poquito más.



Como ya os comenté anteriormente son muchas cosas las que he aprendido gracias a tutoriales como éste y quiero retribuir de algún modo la ayuda recibida. Aprender y enseñar, dar y recibir, es lo que me gusta de esta pasión que es el patchwork. Comienzo con las instrucciones:

  • Materiales:
- Cinco telas en tono marrones que combinen entre sí (o en otro tono).
- Papel milimetrado.
- Regla.
- Lápiz.
- Hilo y aguja.
- Marcador de tela.
- Regla.
- Guata.
- Tijeras.
- Cuatro botones.

  • El paso a paso:
1) Comenzamos haciendo una plantilla de nuestro alfiletero en papel milimetrado con la ayuda de un lápiz y una regla como se ve en las fotos que siguen.




En esta última imagen he puesto las medidas para que os sirvan como referencia aunque el tamaño puede ser el que vosotros queráis.



2) Recortamos nuestra plantilla con la ayuda de unas tijeras.


3) Antes de recortar los cuadraditos que forman el alfiletero tened la precaución de nombrarlos para no confundiros al cortar las telas: centro, esquinas y laterales. Fijaos en la foto que sigue.



4) Transferimos las distintas plantillas a las telas elegidas y marcamos los márgenes de costura como se puede ver en las fotos.



No olvidaros de dejar el margen de costura que en este caso no se incluye en la plantilla.


5) Cortamos todas las telas siguiendo el mismo procedimiento con unas tijeras y planchamos las piezas para facilitar una costura más precisa.




En esta imagen podéis apreciar mejor la disposición de todas las piezas de tela que componen el alfiletero. En este caso, el alfiletero es simétrico, es decir, la parte de arriba es igual que la de abajo. Para simplificarlo podéis cortar un único cuadrado de tela para la parte de abajo, con lo que os ahorráis pasos.






6) Con la ayuda de unos alfileres comenzamos a unir nuestros cuadrados dos a dos, como se puede ver en las fotos que siguen:




7) Cosemos las piezas a máquina aunque si no tenéis mano. No olvidéis de ir planchando sucesivamente las costuras.




Como podéis observar se trata de ir cosiendo y planchando con cuidado de no equivocarnos a la hora de unir los cuadraditos. Así que despacito y con buena letra. Al final de este proceso vamos a tener tres tiras formadas a partir de tres cuadraditos cada una.



8) Ahora tenemos que unir las tres tiras entre sí y ya tendremos formada una cara del alfiletero. Poned todos los alfileres que sean necesarios para que las piezas no se muevan al coser, de este modo, las esquinas coincidirán exactamente.




Observad la foto que sigue en ella podéis ver como quedan las costuras por detrás. Se van disponiendo a derecha y a izquierda lo cual ayuda a que las esquinas queden en su sitio.



Continuamos uniendo nuestras tiras como se ve en las fotos que siguen:





En esta foto podéis ver como queda una de las caras del alfiletero.



9) Repetimos el procedimiento con la otra cara.




10) Ahora tenemos que coser entre sí las dos caras que hemos obtenido encarando los derechos. Fijamos bien con alfileres para que las esquinas de los cuadrados no se desplacen. Observad la foto.




Cosemos todo el perímetro dejando un trocito abierto para poder luego dar la vuelta al alfiletero. Fijaos en la foto de abajo como queda señalado con dos líneas azules.



Observad el detalle de la abertura. Es importante apuntar el hilo de la costura tanto al comenzar como al terminar para que luego cuando demos la vuelva a la pieza, el pespunte no se deshaga.



11)  Cortamos los cuatro picos de la pieza para que las esquina queden en punta cuando volvamos el alfiletero. Este detalle es muy importante para un buen acabado.


13) Volvemos con paciencia y cuidado el alfiletero para ponerlo del derecho.



14) Con la ayuda de un descosedor y con cuidado saco las esquinas tirando de la tela hacia afuera con el descosedor. No sé si el procedimiento es muy ortodoxo pero a mí es el que mejor me funciona y por eso os lo muestro.



15) Una vez sacadas todas las esquinas, planchamos la pieza.



16) Rellenamos el alfiletero con guata.



17) Cerramos el trocito que dejamos sin coser con puntada escondida.




18) Ahora queda la parte más divertida del trabajo, adornar el alfiletero. Colocamos los botones.


19) Con la ayuda de una aguja muy larga y con el hilo doble pasamos unas puntadas de arriba a abajo para acolchar el alfiletero como se puede ver en las fotos, justo por debajo de donde hemos colocado los botones. Observad las fotos.


Repetimos el proceso en las cuatro esquinas y ya tenemos acolchado a nuestro pequeño alfiletero.


Fijaos como queda por detrás, todo mullidito.


Espero que el tutorial haya quedado claro y que os sirva. No me extiendo más porque la entrada está quedando un "extra larga". Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Espero que os haya gustado.