Páginas vistas en total

martes, 21 de octubre de 2014

Bloque Trafalgar o "End of the Day"

Tras meses de espera la editorial Salvat ha vuelto a reanudar la venta de los fascículos Patchwork Fácil, por lo que he podido retomar la colcha que comencé hace unos meses.

A continuación os presento mi versión del bloque correspondiente a la entrega número 5 de la mencionada editorial, que podéis encontrar en los kioscos si os interesa.

El bloque de esta semana lleva por nombre Trafalgar. Éste es sólo uno de los nombres por los que es conocido, viene a ser una variante del tradicional Nelson`s Victory o Victoria de Nelson. En recuerdo del almirante inglés Nelson, que murió en la mencionada batalla de Trafalgar. También se conoce por el nombre de End of the Day (El final del día), denominación que me parece mucho más romántica.




 Para este bloque vamos a utilizar sólo dos patrones. 

Aunque el bloque no es muy difícil de montar hay que tener cuidado a la hora de cortar las piezas del rectángulo acabadas en punta. Porque aunque parecen iguales las piezas, no lo son, porque están invertidas, como la imagen de un espejo. 

El truco para no equivocarse es cortar primero las piezas de un color fijándose bien en que las letras del bloque están del derecho, como en la imagen inferior.



Luego sencillamente le damos la vuelta a la plantilla, fijándose ahora en que las letras estén del revés, como podéis ver en la siguiente imagen.





Hecha esta advertencia marcamos las piezas en la tela, las recortamos y planteamos el bloque completo para no equivocarnos a la hora de coser.



Comenzamos ahora el montaje del bloque. Si nos fijamos está formado por cuatro cuadrados que a su vez se componen a partir de la unión de dos triángulos.

Lo más sencillo es coser primero los "medios triángulos" que forman cada uno de los triángulos que luego darán lugar a los cuadrados.





Colocamos los alfileres para que las piezas no se muevan y las uniones sean lo más perfectas posibles. Cosemos ahora todos los "medios triángulos".



El siguiente paso es unir los triángulos obtenidos del paso anterior entre sí. Vamos a tener como resultado cuatro cuadrados. Fijaros bien a la hora de montarlos. Planchar bien las costuras para que los vértices coincidan exactamente.



Cosemos ahora entre sí los dos cuadrados superiores y luego los inferiores como se puede ver en la foto inferior.



Unimos por último las dos mitades con cuidado de que el centro no se nos desplace y quede lo más exacto posible. Planchamos como siempre y ya tenemos terminado nuestro bloque. Espero que os guste y que cosáis mucho. Hasta pronto.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Tutorial Bolso de los Recuerdos


Viendo lo mucho que os ha gustado el bolso de los recuerdos, os he preparado un tutorial para que podáis haceros uno a vuestro gusto. Espero que os guste y que disfrutéis con el proceso.


  • Materiales necesarios:
- 50 cm de tela color camel de tapicería o franela.
- 42 cm tela forro color marrón chocolate.
- 25 cm de telas de franela o lana de distintos colores y estampados.
- 15 cm de tela de tapicería o franela para ventanas, tejados, puertas y chimeneas.
- 50 cm entretela de doble cara.
- Base de corte, tijeras, cutter, máquina coser, tijeras, alfileres, jaboncillo de sastre, lápiz, aguja e hilo.


  • Instrucciones:


1.- Con la tela exterior del bolso cortamos un rectángulo de 42 cm x 1 m incluidos los márgenes de costura. 



2.- Cortamos la tela interior o forro del bolso con las mismas dimensiones anteriores.



3.-  Doblamos la tela exterior del bolo por la mitad. Una parte va a ser el delantero del bolso y la otra la parte trasera.  En la parte del delantero y desde el doblez que señala la mitad de la tela, medimos 4 cm hacia arriba. Estos 4 cm van a ser el fuelle del bolso. Marcamos una línea en este punto para saber donde podemos comenzar a colocar nuestras aplicaciones.



4.- Comenzamos a transferir las distintas partes del dibujo a la entretela de doble cara o papel termiadhesivo. Para que resulte más sencillo, cortar primero las piezas más grandes, en este caso los rectángulos de los edificios, seguir recortando los tejados y por último los detalles más pequeños de las puertas, las ventanas y chimeneas.



5.- Una vez recortadas todas las piezas en papel las pegamos por el revés de la tela con la ayuda de una plancha  y las recortamos.  



6.- Cuando tengamos las piezas de tela cortadas, les quitamos el papel protector que tiene la entretela de doble cara y las vamos fijando al bolso. Empezamos a fijar las piezas al bolso con la ayuda del calor de la plancha. Cuidado en este punto. Primero se fijan los elementos más lejanos y por último los más próximos, siempre de atrás hacia delante.
Si os surgen dudas mirar bien el dibujo del diseño antes de pegar con la plancha. Después resulta difícil de corregir los errores.

Detalle de la superposición de piezas





Detalle fijado mediante el calor de la plancha


7.- Cuando hayamos fijado todas las piezas con la plancha, rematamos todos los contornos con puntas de festón , que pueden ser a mano o a máquina. En mi caso me decanté por la máquina.





8.- Cortamos un trozo de guata del mismo tamaño que la tela exterior y lo fijamos a ésta por el revés mediante un pespunte o también se puede hacer pegándolo con pegamento en spray para tela. En mi caso lo fijé con un pespunte como se puede ver en la foto.





9.-  Doblamos el borde superior de la tela hacia adentro como se puede ver en la foto siguiente y fijamos con un pespunte a máquina.







Detalle borde superior del bolso
10.- Cortamos las tiras de tela para hacer las asas. Buscad una longitud que os guste y que resulte cómoda. Os recomendaría unos 55 cm para cada asa, pero es preferible que las hagáis un poco más grandes. Si resultan muy largas siempre se pueden cortar. En cuanto al ancho, sobre unos 9 cm, para poder doblar la tela con facilidad. También podéis comprarlas ya hechas en cuero o cualquier otro material que os agrade.







11.- Fijamos las asas al bolso con cuidado de que queden bien centradas. Primero con alfileres y cuando os guste la posición y la longitud, cosemos a  máquina. Reforzar bien las costuras porque han de soportar bastante peso.





z

Detalle del refuerzo de la costura con un pequeño zig-zag

12.- Cosemos los laterales del forro doblando la tela por la mitad con los derechos hacia dentro.



13.- Hacemos ahora el fuelle del bolso. Doblamos unos 4 cm la tela por interior, formando una especie de triángulo, como se puede ver en la foto. Fijamos con un alfiler y cosemos a máquina. Este paso se repite también con  el forro del bolso.




Detalle del fuelle del bolso

14.- Por último colocamos el forro dentro del bolso. Doblamos el reborde de la tela  y lo fijamos con alfileres o con un hilván.  Cosemos a mano con una puntada escondida. Ya tenemos nuestro bolso terminado. También se puede colocar una cremallera  u otro tipo de elemento de sujeción como un broche o un imán para bolsos.

Para hacer este bolso he seguido en parte las instrucciones y el modelo que aparecían en la revista Manos Maravillosas Patchwork 26, aunque le he hecho bastantes modificaciones tanto al montaje del bolso como al diseño de los edificios. En esta revista podéis encontrar los esquemas del dibujo del bolso. Como siempre animaos a coser.

sábado, 2 de agosto de 2014

Bolso de los recuerdos

Supongo que soy una fan del reciclaje de telas. Nunca tiro ninguna porque pienso que a todo se le puede dar una segunda oportunidad. Hasta las telas que nos pueden parecer feas o pasadas de moda pueden quedar estupendas si las sabemos combinar y les buscamos "su entorno", aquella labor donde parecen encajar a la perfección.

Eso mismo me sucedió con las telas que he usado en el bolso que os muestro en esta entrada. Las encontré en un cajón olvidado donde mi suegra las había guardado años atrás. Todos los retales de faldas, blusas, abrigos y vestidos que había ido haciendo a lo largo del tiempo estaban allí guardados.  Aquel cajón era como un albúm de recuerdos familiares donde cada trozo de tela servía para recordar una fecha, un bautizo, una boda, una comunión... La vida entera de una persona que por desgracia ya no está con nosotros.











El colorido de aquellos viejos tejidos me pareció precioso además del innegable valor sentimental que aquellos retazos de tela tenían como recuerdo familiar. Para mí fue como encontrar un tesoro escondido, olvidado durante muchos años. A continuación pensé  ¿cómo las voy a usar? Tenía que encontrarles "su entorno".  Entonces recordé haber visto en una revista de patchwork un bolso donde aquellas pequeños trozos de tela encajarían a la perfección, como suele decirse me venían como "anillo al dedo".






Pasaron los meses y la idea del bolso seguía en mi imaginación donde hay más proyectos que tiempo material para llevarlos acabo. Entonces un día mi padre apareció con algo que yo considero un gran regalo, me trajo un motón de muestrarios de telas y tapicerías que un vecino iba a tirar  y que él rescató para mí. Desde pequeña he sentido fascinación por las telas y sus coloridos. Los catálogos de telas  me vuelven loca no me preguntéis por qué pero me gustan mucho. Allí entre aquellos muestrarios estaban las telas que me faltaban para mi proyecto. Ya podía comenzar con mi bolso de los recuerdos.



Tutorial calcetines navideños

Me encanta la Navidad. Es un momento muy especial del año y me encanta celebrarla decorando y adornando la casa de un modo especial. Poner el árbol de Navidad con los niños se ha convertido en una tradición y en un momento especial que todos disfrutamos. Año tras año vamos coleccionando nuevos adornos navideños, unos comprados, otros regalados por familiares y amigos, otros hechos por los niños en el colegio. Todos tienen un recuerdo y una historia que contar.

Este año he decidido hacer un bonito calcetín de Navidad para mi hija. Se aparta mucho de los colores tradicionales de la Navidad, sin embargo el resultado ha sido muy navideño. Espero que os guste.







































Materiales:

- Tela lila estampada: 45x100 cm aprox.
- Tela lila de cuadritos: 20x40 cm aprox.
- Tela lila oscura: 45x50 aprox.
- 40 cm de madroños morados
- 50 x 70 cm de guata.
- Papel de seda.
- Tijeras.
- Alfileres.
- Hilos.
- Pegamento en spray.
- Rotulador de tela.
- Aguja.

 Instrucciones:

1.- Calcamos el patrón del calcetín en papel de seda u otro tipo de papel.

2.- Marcamos por el revés de la tela lila el contorno del calcetín dejando un margen de costura de 0.75 cm. Ponemos la tela doble al cortar para tener dos piezas iguales. Hacemos lo mismo con la tela lila oscura que hará las veces de forro.

Corte tela exterior del calcetín
Corte tela interior del calcetín

3.- Cortamos ahora la guata usando el mismo patrón pero sin dejar margen de costura y doblando la zona del tacón que no va a ir acolchada.


Doblamos el tacón del calcetín
Corte de la guata



4.- Pegamos la guata al revés de la tela lila de flores usando el pegamento en spray. 


5.- Ahora haremos el borde exterior del calcetín usando la tela de cuadritos lila.  Doblamos la tela por la mitad y planchamos. El borde doblado debe medir aproximadamente unos diez centímetros incluyendo márgenes de costura. Decoramos el borde cosiendo el madroño lila u otro tipo de adorno.


Colocamos el madroño en el borde doblado nunca en el otro extremo donde la tela se deshilacharía.

Fijamos el madroño con la máquina

6.-El siguiente paso consiste en encarar el derecho de los calcetines dejando hacia afuera la guata. Aseguraos bien de la posición de las piezas antes de coser. Es fácil equivocarse y coser alguna pieza al revés.



7.- Cosemos el contorno del calcetín siguiendo la marca que hemos hecho al cortar la tela y le damos la vuelta.






8.- A continuación colocamos, como se puede ver en la foto,  el borde de cuadritos. Lo fijamos con alfileres o con un hilván para que no se mueva a la hora de coser con la máquina.





9.- Cortamos la tela sobrante del borde y rematamos con un zig-zag para que no se deshilache.





10.- Ahora haremos el forro interior del calcetín con la tela morada. Encaramos el derecho de las telas y cosemos todo el perímetro. Es importante hacer con las tijeras unos pequeños cortes en las parte curvas, para que el forro tome mejor asiento y se adapte mejor la tela.  Tener en cuenta al coser que el forro debe quedar un poco más pequeño que la parte exterior para que entre bien.


Piquetes zonas curvas
11.- Cosamos las tiras que van a servir para colgar el calcetín.


12.- Una vez cosido el forro doblamos el borde y lo fijamos con alfileres para que no se mueva. No olvidaros de colocar también la tira de sujeción. Cosemos todo el borde a mano con punto escondido. 


13.- Decoramos el calcetín con dos botones bonitos u otro elemento que os guste, como por ejemplo una cinta de raso. Y ya hemos terminado. Espero que os haya gustado. Hasta la próxima Navidad.