Páginas vistas en total

jueves, 26 de marzo de 2015

Tutorial Bloque: Aspas de Molino

El bloque que os presento esta semana lleva por nombre "Aspas de Molino", en inglés se denomina "Windmill sails square", que traducido literalmente significa algo así como "aspas de molino dentro de un cuadrado". El nombre no es demasiado sugerente pero si  descriptivo. Los colores de las telas en blanco, rojo y azul le dan un aspecto francamente marinero.



Para este bloque vamos a necesitar un triángulo grande y otro mediano.




Vamos a cortar cuatro triángulos grandes, que formarán las esquinas y ocho triángulos de tamaño mediano . En total vamos a tener doce piezas como se puede ver en la imagen siguiente.



Ahora como siempre hacemos vamos a formar el bloque completo como si fuese un puzzle para no equivocarnos a la hora de unir y coser.



Comenzamos con el montaje del bloque uniendo los triángulos azules y blancos entre sí como se puede ver en la imagen siguiente.



Como todas estas piezas al ser iguales se pueden coser en cadena lo cual facilita el trabajo.



Ahora toca coser las piezas unidas. Vamos a obtener cuatro triángulos bicolores. Planchamos y los disponemos para unirlos a los triángulos grandes de las esquinas, en la foto queda más clara la idea.



Volvemos a coser en cadena. Como se puede ver el montaje del bloque es sencillo y rápido.



De la unión de los  triángulos vamos a obtener cuatro cuadrados. Ahora solo queda unirlos entre sí y ya tenemos el bloque listo.






Como habéis visto el bloque es sencillo, rápido y resultón. A mí personalmente me recuerda a las hélices de los barcos.


Mi versión del bloque nº 11 Patchwork Fácil


miércoles, 25 de marzo de 2015

Tutorial Banderitas decorativas

Como os prometí aquí tenéis el tutorial para haceros vuestras propias "banderitas decorativas". No son muchos los materiales necesarios y es bastante sencillo de hacer. 



Materiales:

- Telas variadas (se pueden utilizar telas sobrantes de otros trabajos).
- Biés (3 metros aprox.)
- Hilo.
- Cartón o cartulina.

El Paso a paso:

1º En primer lugar tenemos que hacer el triángulo que va a servir de plantilla para cortar todas las piezas. En mi caso comencé doblando un folio en blanco para hacerme una idea del tamaño y de la forma del triángulo. Cuando estuve satisfecha entonces pasé hacer la plantilla con un cartón flexible que tenía en casa. No olvidéis añadir el margen de costura (1 cm). En las fotos queda más claro.




2º A continuación comencé a cortar las telas utilizando la plantilla. Para hacer más fácil la labor de corte puse doble las telas, de ese modo con un solo corte se obtienen dos piezas, como se ve en la foto inferior.




3º A continuación formé las parejas para hacer los banderines de modo aleatorio, es decir, cada banderín está formado por dos telas distintas emparejadas al azar. También se puede optar por hacer las dos partes con la misma tela e ir alternando los colores. Es cuestión de gustos.



4º Formamos las parejas colocando derecho con derecho y sujetamos con un alfiler para que la tela no se mueva al coser.



5º Con la ayuda de una regla marcamos los márgenes de costura como podéis ver en la imagen inferior.




6º  Comenzamos a coser con la máquina por la parte de arriba de la banderita en dirección a la punta.

Cuando llegamos a la punta inferior paramos la máquina, levantamos el prensatelas y cambiamos la dirección de la tela como si estuviésemos "pivotando", de este modo la punta queda perfecta. En las fotos podéis observar lo que intento explicaros.



Detalle del "pivotado".

Así queda el banderín terminada la costura.




7º Una vez cosidos todos los banderines vamos a cortar con las tijeras todas las puntas para que queden lo más finas y perfectas posible.




8º Ahora toca darle la vuelta a los banderines como si fuesen calcetines. Para sacar las puntas podéis usar un palillo de madera como el de la foto o cualquier otra cosa que os pueda servir.



9º El siguiente paso consiste en planchar todos los banderines.




10º Ahora con la ayuda de la regla y del cuchilla circular vamos a emparejar la parte superior de todos las banderitas para que queden parejas. Este "enrasado" ayuda mucho a que el biés quede bien alineado.




11º Nos toca colocar el biés. Primero lo planchamos por la mitad. Tanto al principio como al final de la guirnalda que vamos hacer con los banderines tenemos que dejar como unos 40 cm más o menos, dependiendo de cómo o dónde vayamos a colocar las banderitas, pero es mejor que dejéis biés de más que de menos. Siempre estamos a tiempo de cortar.




En la foto superior podéis apreciar el detalle del extremo del biés. Sólo tenéis que doblar un poquito de tela hacia adentro y fijarla con un alfiler. Antes de coser con la máquina pensar un poco cómo vais a disponer los banderines para que no se repitan las telas. Cuando encontréis una disposición que os guste los fijáis con alfileres al biés. 




Entre banderita y banderita yo dejé una separación de unos tres centímetros aproximadamente. Se puede dejar más o menos es cuestión de gustos. Medir bien para que todos los banderines queden a la misma distancia.  Cuando todo esté bien medido y sujeto con alfileres podemos pasar la máquina.


12º Rematamos el final de la guirnalda del mismo modo que el principio dejando también unos 40 cm de biés.

Ya tenemos listas las banderitas. Como podéis ver es fácil y se hace rápido. Animaros a hacerlo si os han gustado.







lunes, 23 de marzo de 2015

Bloque El árbol de la vida

Hacía tiempo que quería mostraros un bloque que lleva por nombre e "Árbol de la Vida" o de la "Amistad". Es un bloque al que le tengo cariño porque con él aprendí dos técnicas fundamentales del patchwork, el apliqué y los yo-yós. Además me parece muy original, de hecho no he podido localizar imágenes de otros bloques similares.




Como podéis ver en la foto superior el tronco del árbol está formado por una aplicación de tela, que tuve que coser dos veces hasta que aprendí a coser con puntada escondida. En cambio las hojas del árbol están realizadas con pequeños yo-yós, rematados por botones de distintos colores.


Este bloque lo hice para la colcha sample de mi hijo, al final no llegué a utilizarlo porque no me encajaba demasiado bien en la composición final de la colcha a pesar de que me gustaba mucho. A veces sucede eso, haces un bloque que te encanta y  sin embargo  por la razón que sea, no funciona. Fueron varios los bloques que tuve que rechazar, no porque fueran feos  o estuvieran mal ejecutados, sino porque simplemente no encajaban con el conjunto. Hay que saber renunciar. Más adelante os los mostraré, quizás me anime y haga una segunda colcha, quién sabe.



También tiene un valor sentimental porque los botones que rematan las hojas pertenecían muchos de ellos a "las ropitas" de mis hijos, de su época de bebés, lo cual como podéis imaginar me trae grandes recuerdos.

Espero que os haya resultado interesante el bloque. A mí me gusta mucho, siempre he pensado que quedaría muy bien enmarcado y que resultaría muy original como cuadro. 

viernes, 20 de marzo de 2015

Alfiletero balón de playa

Siguiendo con la idea de los "mini-proyectos-fin de semana" os traigo otro proyecto fácil y rápido de hacer, para la tarde del sábado o quizás del domingo.





Se trata de un alfiletero, el nombre que le he dado "balón de playa" quizás os resulte un tanto chocante, pero llamarlo simplemente "alfiletero redondo" me parecía extremandamente soso.  La razón del nombre es bien sencilla, las secciones que lo componen me recuerda tremendamente a los balones de plástico que se llevábamos a la playa cuando éramos pequeños. Normalmente solían ser balones de publicidad, como los de la Nivea, te los regalaban al comprar alguna crema solar. Mi padre tardaba una eternidad en llenarlos a pleno pulmón mientras nosotros esperábamos ansiosos a que lo inflara.



El momento más emocionante era cuando lo agarraba por primera vez y lo lanzaba con toda mi ilusión, la cual duraba aproximadamente unos diez minutos que era el tiempo que tardaba en darme cuenta de que era imposible jugar con el deseado balón, en la playa; por tres razones fundamentales, primera, el viento se lo llevaba al "quinto pino", segunda, alguna señora o señor terminaba aporreado con el consiguiente  castigo o reprimenda (según la intensidad del golpe) y tercera, definitivamente mis aptitudes deportivas dejan muchísimo que desear. Lo de correr no se ha hecho para mí, que le vamos a hacer.


Al final del verano, el balón terminaba olvidado y pinchado en el fondo del bolso de playa de mi madre, sin embargo y misteriosamente al año siguiente volvía a reaparecer como un ave fénix. 

Ahora con mi alfiletero "balón de playa" podré recordar mientras coso aquellos maravillosos veranos de la niñez que no volverán. Espero que os haya gustado este mini-proyecto.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Cestas de tela

Os presento mi último proyecto, unas cestas hechas con tela. Tenía muchas ganas de encontrar un "ratito" para poder hacer este tipo de cesta. Me encantaron desde que las ví en el blog de "Coso que te coso"; me parecieron preciosas. Por cierto si a vosotras también os gustan podéis encontrar en un tutorial estupendo en esta misma página. Son muy fáciles de hacer y sospecho que me van a dar mucho juego, ya tengo pensadas varia aplicaciones.




Para decorarlas he hecho una flor de tela. En la red podéis encontrar distintos tutoriales donde se explican el procedimiento para hacerlas, yo en concreto seguí uno que está en alemán y del que ya os hablé en la entrada "monedero flor".

Como podéis ver he hecho dos distintas variando las dimensiones de la tela como se puede ver en la foto siguiente.


Estas cestas me parecen ideales para decorar una estantería de un dormitorio infantil. Se pueden usar para almacenar bastoncillos de algodón, pañuelos de papel, coleteros etc.



 Espero que os gusten las cestas, yo estoy muy contenta con el resultado. Muchas gracias M. Carmen por compartir tu tutorial con nosotros.

lunes, 16 de marzo de 2015

Estuche escolar

La semana pasada por desgracia mi hijo extravió el estuche en el colegio, así que tuve que hacerle uno nuevo con carácter de urgencia. Se trata de un bolso con tres compartimentos. Resulta muy práctico porque el interior está confeccionado con plástico, con lo que se puede localizar el contenido rápidamente.






En una entrada anterior llamada "Bolsos multifunción" podéis ver más modelos de este bolsito que resulta muy versátil.

Existen varias razones para que os muestre este bolso en concreto. En primer lugar, se me ocurrió modificar el cierre poniéndole un elástico en vez de un broche o un botón, lo cual resulta mucho más cómodo a la hora de cerrarlo. Los elásticos de colores que suelo usar para cerrar los bolsos los compro en la mercería "Amorós" en Murcia, si vivís allí como yo o visitáis esta ciudad ya sabéis donde podéis encontrarlos.





En segundo lugar, quería mostraros lo bien que queda la tela que he utilizado para hacer el biés. Se trata de un resto de tela vaquera que tenía de otros trabajos y que he reciclado, ya sabéis lo mucho que me gusta reutilizar las telas. La verdad es que combina muy bien y estoy muy contenta con el efecto.

Y por último, quería enseñaros la original tela con "escarabajos". Tiene un aire un tanto "british" y el colorido me parece muy bonito. Es difícil localizar telas con motivos que sean adecuados para niños. Es fácil encontrar corazones, princesas, florecitas pero muy difícil encontrar dinosaurios, dragones o coches. 



En concreto esta tela la compré  porque mi sobrino quería que le hiciese un bolsito de cremalleras con tela de coches, así que cuando la vi en Tejidos Ortín (Murcia) no me lo pensé dos veces y la compré. Ojalá hubiese comprado más. Al final he conseguido estirarla lo suficiente para hacer tres bolsitos. Uno para mi hijo y otros dos para regalárselos a mis sobrinos. Incluso me sobró un poquito para hacerle dos aplicaciones con las que decorar el interior.

Como se puede ver en la foto superior el estuche tiene mucha capacidad, le pudimos meter un motón de cosas. Mi hijo está encantado porque ahora encuentra el bolígrafo y el borrador a la primera. Espero que a mis sobrinos también les guste.

viernes, 13 de marzo de 2015

Monedero flor

Comienza el fin de semana y estoy feliz pensando en que tendré dos días para dedicarme a mi afición preferida, la costura y en especial el patchwork. Pasarme la tarde del sábado en el sótano, con mi máquina de coser y a mi aire, me resulta un plan perfecto. Seguro que a muchos este plan de fin de semana les debe parecer un horror, pero seguramente no estarán leyendo estas líneas.






Para aquellas que disfrutáis trabajando con vuestras manos y desarrollando vuestra creatividad, os muestro un pequeño proyecto de fin de semana. Se trata de un monedero o portamonedas para llevar el dinero suelto, con una cremallera sencilla decorado con una gran flor hecha de trocitos de tela. 



En la red podéis encontrar tutoriales estupendos para hacer las dos cosas, el bolsito y la flor. En concreto para hacer la flor os recomiendo un vídeo muy bueno. No recuerdo ahora mismo el nombre. Si a alguien le interesa puedo buscar la referencia. Está en alemán, sin subtítulos por supuesto, lo único que entiendo es "fliselina". Por si no lo sabéis mi alemán es un tanto limitado pero a pesar de las dificultades idiomáticas, las imágenes son muy buenas y se puede entender el proceso fácilmente. Los pasos están muy bien estructurados. De paso hasta podéis aprender algo de alemán, no sólo patchwork; sería algo así como un dos en uno.




Detalle de la flor


Bromas aparte espero que os haya gustado este "mini-proyecto-fin de semana" y que paséis la tarde del sábado muy entrenidas.