martes, 21 de agosto de 2018

Casetas en la playa

Ahora que el verano casi está llegando a su fin y supongo que a modo de despedida de esos largos y apacibles días de verano junto al mar, os traigo estos dos cuadros de punto de cruz.

 

Como podéis ver en las fotos ambos cuadros representan a esas preciosas casetas que se instalaban antiguamente en la playa para que los bañistas pudiesen cambiarse de ropa. Siempre he sentido por ellas una especie de debilidad. Me sucede lo mismo con los faros.



Por eso cuando encontré por casualidad estos diseños no pude resistirme a su influjo y los  bordé para decorar un pequeño aseo que tenemos en casa. Me pareció que era un motivo que encajaba perfectamente con este rincón de la casa.


Estos diseños no formaban parte de ningún conjunto o serie pero a mí me pareció buena idea emparejarlos y por esos los enmarqué del mismo modo, empleando tonos azules tanto para el marco como para los paspartús.


Y con esto voy terminando el post. Espero que hayáis podido disfrutar de unos maravillosos días de vacaciones, tanto si han sido en la playa como en otro lugar, lo importante es descansar y disfrutar de esos días sin prisas ni relojes. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana a todos.



martes, 14 de agosto de 2018

Nueva bolsa para zapatos

Hace ya algunas semanas que os mostré una bolsa con cremallera para guardar los zapatos que ha sido todo un éxito en mi casa, después de hacer dos con camisas recicladas, para mi marido, le ha tocado el turno a mi hija. 


Y es que este tipo de bolsitas resultan muy prácticas para guardar los zapatos dentro de la maleta. Así que al final creo que voy a tener que hacer bolsas para todos los miembros de la familia. 


De momento le ha tocado el turno a mi hija, que está encantada con el estampado de la tela que simula un falso patchwork, como podéis ver en las fotos. Para el interior he escogido una tela en color rosado con otro estampado geométrico que combina bastante bien con la tela exterior.


De nuevo vuelvo a enseñaros el interior de la bolsa, y es que no me canso de repetir lo bien acabadas que quedan las costuras internas si las rematamos con un bies. En este caso he optado por cubrir las costuras con la misma tela del forro como podéis ver en la imagen que sigue.


En cuanto a la cremallera y dado que la tela exterior es tan bonita y llamativa decidí escoger un tono crema muy suave para que no compitiese con el estampado. No sé que os parecerá a vosotros pero a mí me parece que ha quedado muy bien. Por su parte mi hija está encantada con el resultado y ya me ha encargado que le haga otra. Su hermano que no quiere ser menos también lo ha hecho.  Como veis tengo mucho trabajo por delante, que espero ir mostrando poco a poco.


Con esto voy acabando la entrada que me da en la nariz que comienza a quedarme demasiado extensa. Espero que os haya gustado y como siempre os digo: hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana a todos.

martes, 7 de agosto de 2018

Vestido para el verano

Hace algunas semanas os mostré una camisa campesina que me hice para lucir este verano. Animada por el resultado me atreví a probar suerte con algo un poquito más complicado. Esta vez la ha tocado el turno a este vestido cortito de estilo "Baby Doll", que son mis preferidos, ya sabéis, no dan calor y no aprietan por ningún lado.


La tela la compré hace mucho tiempo aprovechando las rebajas de agosto. Me encantó el color azul, ya sabéis que siento debilidad por este tono, pero sobre todo me enamoró su diseño geométrico.


La verdad es que este proyecto me ha hecho sudar lo suyo. No tanto porque el patrón fuera muy complicado, que no lo es, sino porque me ha tocado lidiar con una tela dotada de mucho carácter, una tela a la que podríamos decir no le gusta ser cosida, ni a mano ni a máquina. 


Prueba de ello son los pinchazos que me hice en las yemas de los dedos intentando clavar los alfileres así como los extraños ruidos que emitía mi pobre máquina de coser, a modo de lamentos lastimosos, cada vez que hacía un pespunte. Después de este proyecto la pobre ha terminado un tanto traumatizada. No me va a quedar más remedio que llevarla a ver al técnico.


Pero a pesar de los pesares, hemos conseguido la máquina y yo misma acabar con el vestido, que por cierto queda muy mono y aguanta estupendamente los rigores de verano murciano. Así que ahora toca lucir palmito y vestido.


Con esto me despido, que mucho me temo me ando alargando demasiado. Espero que el post os haya divertido y que hayáis pasado un rato entretenido. Un besote muy grande y nos vemos en la próxima entrada. Feliz veraneo.

PD: Se me olvidaba comentar, no digáis que no me han quedado preciosas las costuras francesas.

martes, 31 de julio de 2018

Un flamenco para el mes de Julio

¡Hola a todos! Espero que las vacaciones os hayan ido bien o si las acabáis de comenzar como es mi caso, igualmente os deseo que podáis disfrutar de ellas al máximo. El post de esta semana, como no podría ser de otro modo, es un alfiletero y aunque lo he terminado "in extremis" no quería faltar a mi cita con todos vosotros ni tampoco faltar a mi reto de mostraros un alfiletero todos los meses, así que ya puedo decir eso de ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Reto conseguido!!!!!!!!! 


El animal de este mes es el flamenco, como bien se puede ver en las fotos, lo cierto es que para este mes tenía pensado otro distinto, pero cuando andaba buscando motivos de punto de cruz para la mariposa, que os mostré en junio, me topé casualmente con este precioso flamenco.


Y que puedo deciros, pues que me enamoré de este motivo tanto como para aparcar otros proyectos y ponerme manos a la obra. Su colorido me encanta, esos rosas tan intensos me parecen preciosos, y tanto me ha gustado que no descarto la posibilidad de volver a repetir este motivo en otro proyecto. 


De momento ya puedo mostraros este alfiletero, que he decorado con un sencillo botón de madera. No he querido añadir otros adornos para no distraer la atención del flamenco, al que no quería restar protagonismo. Me parece tan bonito.

Como trasera he escogido una tela estampada en tonos rosas pero con un fondo negro para que contrastase con el tono blanco del panamá, a mí esta combinación me gusta mucho, no sé que os parecerá a todos vosotros.

Y con esto voy llegando a final de este post. Espero que os haya gustado y que lo hayáis disfrutado. Muchísimas gracias por vuestras visitas y por vuestros comentarios, que tanto agradezco. Hasta pronto y como siempre os digo nos vemos en el próximo post. Feliz semana y feliz verano. 

martes, 24 de julio de 2018

Yo reciclo, tú reciclas,él recicla

El post de esta semana está dedicado al reciclaje de ahí el título. Ya sabéis cuanto me gusta reutilizar cosas para darles una segunda vida, otra oportunidad. Fue viendo algunos de vuestros trabajos, donde varias de vosotras habéis confeccionado maravillosos quilt empleando tela de camisa, cuando me vino la idea de hacerle a mi marido unas bolsas para guardar zapatos, usando dos de sus antiguas camisas.


Como forro he usado la misma tela en color topo que combina muy bien tanto con la tela de cuadritos como con la de rayas. Al igual que en la anterior bolsa que ya os mostré, le he dado mucha importancia a los pequeños detalles, en especial al escoger el color de las cremalleras.


En el caso de tela de rayas elegí una cremallera en color marrón chocolate para que simulara el diseño de rayas que tiene la tela de la camisa. En el otro caso, escogí una cremallera en color beige en armonía con los tonos de la tela de cuadritos.


Tampoco hoy me resisto a mostraros el interior de estas bolsas, como podéis ver en las fotos, las costuras han quedado maravillosamente pulidas y acabadas al colocar como remate un bies. En este caso como el forro me parecía un poquito soso, decidí hacer el bies con la misma tela del exterior para que resaltara mucho más y para darle un toque  más divertido.



Al igual que yo, mi marido está muy contento con estas bolsas y con el hecho de poder continuar usando sus viejas camisas aunque ahora lo haga de otro modo. Espero que las disfrute mucho durante estas vacaciones. Con esto me despido, ya conocéis mi promesa de no extenderme demasiado. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana.


martes, 17 de julio de 2018

Caja pintada a mano

¡Hola a todos! Es un placer poder estar con todos vosotros una semana más. Ya sé que muchos habreih comenzado a disfrutar de vuestras vacaciones, sin embargo quiero agradecer la presencia de aquellos que podáis dedicar un ratito de vuestro tiempo al mundo blogueril. 


Si hacéis memoria, bueno bastante memoria, el año pasado estuve muy atareada con las reformas de la casa que buena falta la hacía. Entre las muchas cosas en las que me embarqué estuvo el cambio de los colores del salón. Después de tantos años estaba un poco harta de los ocres y rojizos. Me apetecían tonos más claros, relajados y frescos como los grises o el color verde agua.


Fiel a mi espíritu "reciclador" transformé mucho de mis adornos, cambiando su color, su ubicación, o como sucedió en este caso, rescatándolos del olvido.




Resulta que esta preciosa cajita que hoy os muestro la pinté ya hace muchos años; sin embargo y aunque el color me encantaba, no encajaba de ningún modo en la decoración que tenía el salón antes de transformarlo; así que la pobre ha estado relegada al olvido durante años, escondida en una triste caja en el garaje. Tanto es así que hasta la había borrado por completo de mi memoria. Sin embargo, el verano pasado y casi por casualidad la encontré; y para mi sorpresa y mayor alegría pude comprobar que encajaba perfectamente con la nueva decoración.



La cajita en cuestión está totalmente pintada a mano en un verde esmeralda un tanto atrevido, que tiene un no sé qué, que qué sé yo, que me encanta. Supongo que no es para todos los públicos, pero lo importante en estas cosas de la decoración, pienso yo, es estar rodeados de objetos con los que nos sintamos a gusto y con los que de algún modo conectemos. No sé si estaréis de acuerdo conmigo, en cualquier caso deseo que el post os haya gustado; y no me extiendo más, que hay que disfrutar de las vacaciones. Muchas gracias por vuestras visitas y por vuestros comentarios. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz verano a todos.


martes, 10 de julio de 2018

Camisa campesina

¡Hola a todos! Espero que la semana haya ido bien. Hoy os traigo un trabajo bastante alejado de mi línea habitual porque creo que es la primera vez que os muestro una prenda de vestir. 



La verdad es que estoy encantada con el resultado. Me gustan mucho este tipo de camisas y no encontraba ninguna confeccionada que me encajara, por eso se me ocurrió la idea de hacerme una enteramente a mi gusto.



Así que como suele decirse me lié la manta a la cabeza y me atreví a cortar y coser esta camisa usando una preciosa tela de cuadros de vichy, que compré hace un millón de años y que tenía guardada. La verdad es que me daba un poco de pena estropear la tela si la camisa no quedaba bien, así que me repetía a mi misma, una y otra vez, que siempre podría reutilizarla en cualquier proyecto de patchwork. Menos mal que no ha hecho falta.



Porque he de confesaros que no las tenía todas conmigo. Mis conocimientos sobre confección de prendas se limitan a la vídeos que he podido consultar en youtube y poco más.  Pero afortunadamente la camisa ha quedado muy bonita y me queda estupenda con mis vaqueros blancos. 


También estoy muy contenta con los acabados, la verdad es que la costura francesa me ha salvado la vida, porque mi máquina de coser se ha negado hacer cualquier tipo de zig-zag, la tengo que llevar al técnico, aunque no encuentro el momento.


Este pequeño éxito ha hecho que me venga arriba y ya estoy maquinando para confeccionar nuevas prendas que espero poder mostraros muy pronto y con esto voy terminando el post, que espero hayáis disfrutado. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana y feliz verano.