Páginas vistas en total

lunes, 27 de julio de 2015

Cómo mantener vuestras telas a raya: tutorial

Cuando llevas un tipo en este mundillo del patchwork te encuentras con un pequeño problema, tienes tantas telas que no sabes como organizarlas para tenerlas todas en orden y a mano a la hora de trabajar.

En un primer momento compré varios contenedores de plástico, de esos que se usan para guardar los juguetes de los niños y que se pueden encontrar en grandes almacenes, en concreto los míos son del Ikea. Separé mis telas por tonos, los verdes, los azules, los rojos etc. Durante un tipo esta solución me funcionó pero con el tiempo el número de telas y los retales sobrantes comenzaron a crecer y mis contenedores de plástico se quedaron pequeños.


Así que tuve que buscar una solución aprovechar mejor el espacio. ¿Qué fue lo que hice? Muy sencillo reutilicé unos viejos cartones que había guardado y los usé para envolver en ellos las telas. De este modo, el tejido no se arruga y cogen menos espacio, además se puede apilar y ordenar más fácilmente.

Como tengo telas de distintos tamaños tuve que cortar por la mitad los cartones que tienen el tamaño de un A4, para las telas que miden entre 20 o 30 cm, que son la mayoría porque normalmente es la cantidad mínima que suelen venderte. 

A continuación os dejo unas fotos para que podáis haceros una idea de como doblar las telas. Es muy sencillo y no tiene mayor misterio.



 Ahora con la ayuda de la plancha se va envolviendo la tela alrededor del cartón.





Cuando tenéis la tela totalmente envuelta y doblada la tela sujetáis el filo con un alfiler, antes se tiene que hacer un pequeño dobladillo con la plancha para que el filo de la tela no se deshilache.



Si os han sobrado pequeños retales de una tela podéis guardarlos en el interior del envoltorio. De este modo quedan ordenados y perfectamente localizables.





Como también tengo un montón de tiras de tela con sólo diez centímetros de ancho tuve que dividir en cuatro partes los cartones para poder envolverlas.



Como antes envolví las tiras de tela en los cartones con la ayuda de la plancha y las fijé al final con un alfiler.






Por último, envolví las telas más grandes que tienen un tamaño de un metro, en este caso no tuve que cortar los cartones.








De nuevo fijé la tela con la ayuda de alfileres, aquí tuve que colocar tres porque la tela era muy grande y pesaba más.


Espero que el tutorial os haya gustado y que os resulte útil. A mí esta solución me está resultando práctica y útil aunque todavía me queda un montón de trabajo pendiente hasta conseguir doblar y organizar todas mis telas. Cuando lo consiga os mostraré el resultado en otro post. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada.

sábado, 25 de julio de 2015

Cartera con cremalleras

El trabajo que os presento esta semana son unas bonitas y prácticas carteras con cremalleras. En esencia lo que he hecho es alterar el tamaño de los "bolsitos multifunción" que ya os mostré en una anterior entrada, haciéndolos más pequeños; de este modo, los he convertido en unas prácticas carteras, para poder llevar las llaves, el dinero, el móvil ... con la ventaja adicional de poder ver en un sólo vistazo todo el contenido de la cartera, ya que los compartimentos son transparentes.




Para la primera cartera elegí una preciosa tela que lleva impreso un original estampado que imita al clásico bloque del "jardín de la abuela". Este falso patchwork estampado combina estupendamente con la tela con pequeños topitos en azul oscuro.





Para la segunda opción me decanté por una gama de colores totalmente opuesta, tonos marrones con pequeñas florecitas en color naranja, que combinan estupendamente. Para el borde, escogí una tela con un estampado geométrico en tonos beis, un color que combina perfectamente con el marrón, lo que se llama una apuesta segura.


Como se puede ver en la foto superior, estas pequeñas carteras nos permiten llevar y guardar todo tipo de objetos.

Por último, quería que os fijarais en el tipo de acolchado que he utilizado en ambas carteras. Normalmente, suelo hacer el clásico acolchado en forma de celosía. Me refiero ese acolchado que se usa en los edredones que vienen cosidos a máquina. Pero quería algo diferente, entonces me acordé de un tipo de acolchado que vi una vez en un vídeo en internet y que denominaban como "ni recto ni derecho". La verdad es que el nombre le viene que ni pintado. Es un acolchado muy fácil de hacer y queda fenomenal. Os dejo una foto para que lo veáis bien.



Espero que la entrada os haya gustado, que hayáis encontrado ideas e inspiración para vuestros trabajos. Disfrutad mientras tanto de vuestras vacaciones. Nos vemos en la próxima entrada. Hasta pronto.

jueves, 2 de julio de 2015

Alfiletero cup-cake

El trabajo que os traigo esta semana es un nuevo alfiletero. Lo he llamado alfiletero cup-cake porque su forma me recuerda muchísimo a los cup-cake que tan de moda se han puesto en el mundo de la repostería. 

De ahí surgió también la idea de presentarlos dentro de una campana de cristal, la misma que  utilizo para presentar y proteger las tartas y los bizcochos.





Como podéis ver en las fotos que os muestro cada uno es diferente y original. Lo cierto es que he disfrutado mucho haciendo estos alfileteros, pues me ha permitido echar a volar la imaginación a la hora de combinar las telas y adornarlas con puntillas, piconelas, encajes, trozos de bies y diversos tipos de botones.




Son infinitas las posibilidades a la hora de crear y adornar estos pequeños alfileteros. Además, de darnos de nuevo la oportunidad de aprovechar y reutilizar cualquier tipo de adorno que haya podido sobrarnos de labores anteriores. 





Igual puede decirse de los botones, para hacer estos originales "cup-cake" he utilizado botones de camisa, otros de madera e incluso botones forrados de tela, como el que podéis ver en la foto siguiente, que recuerda mucho a una cereza confitada.



A la vez estos alfileteros son un original y bonito detalle para un regalo.







Hasta el momento todos los alfileteros que veis los he hecho para regalo. Han gustado mucho y todas las personas a las que les he regalado uno han quedado encantadas con el detalle.











Son muchos los alfileteros que llevo hechos desde que descubrí por casualidad un blog llamado "Cose y calla". Si queréis hacer vuestros propios alfileteros cup-cake, en este blog podéis encontrar un tutorial muy detallado. El mismo que yo seguí para hacer estos alfileteros que os muestro en esta entrada.



En este alfiletero me decanté por el naranja y el amarillo, como adorno una piconela ancha en color naranja.




En este otro escogí la gama de los rojos. Para adornarlo un trocito de encaje blanco de bolillos, superviviente de otro trabajo anterior.


Como veis las posibilidades para hacer estos alfileteros son infinitas. Animaos haceros uno; es sencillo y muy divertido. 

Espero que os haya gustado esta entrada. Como siempre si tenéis dudas, preguntad. Espero que os haya gustado y nos vemos en la próxima entrada.

jueves, 25 de junio de 2015

Trucos de costura: marcador de bies

En este post os presento un nuevo truco de costura. Hoy quiero hablaros y explicaros qué es y para qué se utiliza el marcador de bies. Hace poco que me compré un marcador de bies y estoy encantada con este pequeño artilugio, que facilita mucho el trabajo a la hora de cortar tiras al bies. 

En las fotos siguientes fotos podéis ver el aspecto que tiene. Los fabrican en distintos tamaños dependiendo del ancho de bies que se quiera obtener. 




Para que os hagáis una idea de los tamaños que existen, os transcribo la tabla de medidas que aparece en las instrucciones del mío. Menos mal que el procedimiento de uso del marcador no es muy complicado porque las instrucciones vienen en todos los idiomas menos en español.

Tira de tela                Bies

13 mm                       6 mm
25 mm                      12 mm
36 mm                      18 mm
48 mm                      25 mm  
96 mm                      50 mm

El mío tiene un tamaño medio y me ha resultado muy útil no sólo para hacer tiras al bies, sino además para hacer los lacitos de cierre de las bolsas de semillas, que ya os mostré en un post anterior. 

Para que os hagáis una idea más exacta os he preparado un mini-tutorial.

En primer lugar, corté las tiras de tela de unos 3 cm de ancho con la tela al hilo (lo habitual es hacerlo con la tela al bies).



A continuación hay que introducir la tira dentro del marcador como se ve en la foto y empujar con el dedo. A veces la tira se engancha un poco pero es cuestión de volver a intentarlo.



Cuando el extremo de la tela asoma por la parte más estrecha del marcador tiramos suavemente de la tela, como se puede ver en la imagen que sigue.


Ahora con la plancha caliente vamos planchando despacio a medida que deslizamos hacia atrás el marcador.






Hay que mover despacio el marcador y mantenerlo lo más cerca posible de la plancha, para que la tela no se abra demasiado y el bies no quede más ancho de lo normal. Cuanto más regular sea el movimiento de deslizado, más recta y homogénea queda la tira de bies.



En la imagen superior podéis ver el acabado final de la tira. Queda muy profesional y además resulta cómodo y fácil de hacer.






Por último doblé las tiras por la mitad, las sujeté con alfileres para pasarlas por la máquina y ya tuve listos mis lacitos.


Espero que esta entrada os sea de utilidad. No dudéis en preguntar o comentar cualquier duda que os surja. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.