Páginas vistas en total

jueves, 27 de agosto de 2015

Customiza tu propio capazo de playa: tutorial

Hace apenas unos días os mostré el capazo de playa que he customizado como regalo para el cumpleaños de mi sobrina. Como ya os adelanté en ese post, he preparado un tutorial para podáis customizar vuestros propios capazos y causar sensación en la playa. No me entretengo más con las explicaciones y vamos con el tutorial.



Materiales

- Tela (depende del tamaño del capazo)
- Tijeras.
- Alfileres.
- Pinzas de ropa.
- Hilo.
- Papel para patrones.
- Lápiz.
- Metro.



El paso a paso

1º En primer lugar haremos el patrón de la base del capazo. Marcamos con un lápiz el contorno y cortamos el papel con unas tijeras.





2º  Ahora hacemos lo mismo con el lateral del capazo como se ve en la foto.




3º El siguiente paso consiste en cortar la tela. Comenzamos con la base. Colocamos en el revés de la tela el patrón de papel y marcamos todo el contorno dejando un margen de costura de dos dedos (literalmente). Cortamos la tela sencilla con unas tijeras. Si son de zig-zag mejor, porque la tela no se deshilacha.



4 º Hacemos lo mismo con la tela del lateral del capazo. Pero en este caso hay que ponerla doble porque necesitamos dos partes para el forro. 



5º Con el metro tomamos las medidas de todo el contorno del capazo para saber la longitud del volante, en mi caso 70 cm.





6º De nuevo con el metro medimos el largo del volante. En mi caso fueron 10 cm más 1.50 cm para el dobladillo.


7º Con estas medidas corté el volante.


8º El siguiente paso consiste en unir entre sí los laterales del capazo. Yo lo hice directamente a la máquina pero se puede primero hilvanar, comprobar que queda bien y coser luego a máquina o a mano. Si queréis también se pueden sobrehilar las costuras laterales para que no se deshilachen.


9º Ahora toca coser la base del cesto con los laterales. Ojo al poner la base, el estampado tiene que ir hacia arriba. Este paso es más complicado puesto que hay que distribuir bien la tela para que el rizo quede homogéneo. Para ello, doblar la base de la tela por la mitad y marcad con un lápiz de tela.


Ahora con la ayuda de alfileres distribuir bien la tela como se ve en la foto.


El siguiente paso consiste en hilvanar la base al tiempo que vamos frunciendo las telas.


10º Comprobamos que el forro asienta bien dentro del capazo. Si las medidas no son las correctas corregimos donde sea necesario. Por último, cosemos la base a máquina, o también a mano.

11º Ahora toca fijar la tela del forro al capazo. Primero colocamos unos alfileres. Como se ve en la foto.


A continuación, cosemos con hilo doble y una aguja lo más grande posible el forro al capazo. Este paso sólo se puede hacer a mano. Cuidado con los pinchazos. En la foto queda más claro.


12º Cosemos ahora el dobladillo del volante con la máquina de coser.


13º Preparamos un bies que va a servir para unir el volante con el forro interior del capazo. En mi caso el bies medía 8 cm de ancho y 70 cm de longitud como el volante.



14º Cosemos el volante a bies con la ayuda de la máquina de coser, como se puede ver en la imagen siguiente.


15º Cosemos la costura lateral del volante con costura francesa. Al cerrar el volante tendremos una especie de anillo. Comprobamos que se ajusta bien al capazo.




16º Ahora con la ayuda de unas pinzas de la ropa sujetamos el volante al borde del capazo.




17º Con puntada escondida cosemos el volante al forro interior del capazo y ya tendremos terminado nuestro capazo.

Detalle costura con puntada escondida

Detalle costura terminada

Espero que el tutorial os haya gustado y que haya quedado lo suficientemente claro. Si tenéis alguna duda podéis consultar cualquier cuestión. No me extiendo. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.



































miércoles, 19 de agosto de 2015

Capazo de playa

Siempre me han gustado los capazos de playa. Me parecen muy bonitos y veraniegos. Además de ser muy resistentes y tener un diseño intemporal. Últimamente además están muy de moda. De hecho podemos encontrarlos ya decorados en muchos tiendas y establecimientos. 



Sin embargo, me apetecía un montón la idea de customizar uno. Un día sin quererlo me encontré por casualidad con una pequeña tienda donde los venden tal cual, sin adornos, como yo lo quería, además en el tamaño que iba buscando, es decir, un tamaño mini. Tenía pensado forrarlo y adornarlo para hacerle un regalo a mi sobrina que va a  cumplir dos años. El capazo es tan pequeño y bonito como ella. Espero que a la niña le guste el regalo y a vosotros también.




Tanto me ha gustado el resultado, que ya estoy pensando en hacerme uno en versión adulta. Si os ha gustado la idea del capazo infantil, en breve publicaré un tutorial para que podáis hacer uno. No me extiendo más. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.



viernes, 14 de agosto de 2015

Renueva tus fundas de cojín y estrena un nuevo camino de mesa: tutorial

En mi última entrada os mostré las nuevas fundas de mis viejos cojines de terraza, y como os prometí, he preparado un mini tutorial para explicaros cómo hacer nuevas fundas de cojín de un modo sencillo y rápido; también cómo hacer un colorido camino de mesa, que va alegrar y cambiar por completo el aspecto de una mesa de jardín. Son pocos los materiales que vais a necesitar. Comenzamos con el paso a paso.




Materiales:
- 2 m de tela loneta.
- 1 m de tela de algodón lisa.
- alfileres.
- tijeras.
- hilo.

El paso a paso:

  • Fundas de cojín

Como podéis ver por las fotos la tela de mis viejos cojines de jardín ya estaba bastante estropeada por el sol del verano. Además, me apetecía darle color y vida a mi pequeño patio, por eso elegí esta loneta de Ikea, con un estampado muy atrevido, lleno de color.


El sistema para hacer las nuevas fundas es muy sencillo puesto que no vamos a colocar cremallera, ya que los cojines, que son pequeños, suelo meterlos enteros en la lavadora cuando quiero lavarlos, por lo que no es necesario poner cremallera, pero si lo preferís se pueden colocar.


Para calcular la cantidad de tela  para las nuevas fundas es tan fácil como envolver el cojín con la tela puesta del revés y colocar alrededor alfileres bordeando todo el perímetro del cojín, como podéis ver mejor en la foto superior.



A continuación sacamos el cojín y cosemos todo el perímetro del cojín siguiendo la línea marcada por los alfileres, dejando un hueco sin coser de unos diez centímetros. Si os resulta más fácil se puede pintar con lápiz de tela la línea marcada por los alfileres. Este pespunte se puede hacer a máquina pero también a mano. 



Una vez cosido el contorno de la funda recortamos la tela sobrante con unas tijeras, si lo hacéis con una tijera de zig-zag os podéis ahorrar el sobrehilado de las costuras, pero si no lo hacéis tampoco pasa nada puesto que la funda va ha quedar fija.



Damos la vuelta a la funda y metemos los cojines. Ahora sólo queda coser la abertura que dejamos en el cojín con puntada escondida y ya tenemos nuestra nueva funda.  Como se puede ver es muy fácil y sencillo hacer estas fundas de cojín.



  • Camino de mesa

Vamos ahora con el camino de mesa. La anchura y el largo del camino de mesa va a depender del tamaño y la longitud de vuestra mesa. En mi caso y para que os hagáis una idea de las dimensiones, mi camino de mesa mide unos 45 cm de ancho y 1.5 m de largo incluyendo márgenes de costura.


Para coser el camino de mesa vamos a necesitar un rectángulo de tela estampada  y otro rectángulo de tela lisa que va hacer las veces de forro o trasera. Las dos telas han de tener la misma medida.



Para coser sólo tenemos que encarar el derecho de las telas y cosemos por el revés. Hacemos un pespunte por todo el perímetro del camino dejando un trocito de unos diez centímetros sin coser  para darle la vuelta después. Este pespunte puede ser a máquina o a mano. 



Con la tijera de zig-zag recortamos un poquito la costura para dejarla más pareja. Este paso es opcional puesto que no se va a ver una vez le demos la vuelta, pero queda mucho más "curioso".


Por último le damos la vuelta al camino por la abertura que hemos dejado. Planchamos bien y cosemos con puntada escondida.




Como habéis visto es muy fácil y rápido el procedimiento para hacer las fundas y el camino de mesa, ni si quiera se requiere de máquina de coser. Así que animaros y renovar el aspecto de vuestro jardín, patio o terraza para que podáis disfrutar de este tórrido verano. Espero que os guste y nos vemos en el próximo post. Hasta pronto.

martes, 11 de agosto de 2015

Renueva tu terraza con mucho color

El verano ya está aquí y aunque suene a tópico, en estos días apetece disfrutar del aire libre, del fresco de la noche y del olor de los jazmines en flor. Si dispones de un espacio exterior por muy pequeño que sea, no dudes en ponerlo bonito para poder disfrutar de las noches de verano.


En mi caso dispongo de un pequeño patio, no es muy grande, pero me permite disfrutar cuando el tiempo lo permite, del aire libre. El año pasado por desgracia y debido a una monumental granizada tuve que declararlo zona catastrófica, las plantas quedaron destrozadas y los muebles estropeados. Poco a poco hemos ido arreglando los desperfectos, reponiendo plantas y arreglando los muebles, sin embargo, sentía que le faltaba chispa, color y vida. 

¿Cómo conseguir cambiar el aspecto de mi pequeño patio por poco dinero? Después de darle muchas vueltas y mirar una infinidad de fotos en internet sobre decoración de jardines, terrazas y patios; se me ocurrió  renovar las fundas de mis viejos cojines, que compré hace un montón de tiempo en Ikea, con una nueva tela. Después decidí no quedarme ahí y darle más color a la mesa, que es bastante recta y sencilla, con un camino de mesa. 





Como me apetecía darle color y no quería gastarme mucho dinero en la tela, puesto que va a estar en el exterior y muy probablemente se deteriore en poco tiempo, me decanté por las telas de Ikea, que cumplen perfectamente con lo que iba buscando: color, diseño moderno, calidad y sobre todo, un buen precio.

El estampado que iba buscando no es el que al final compré, por una razón muy simple, no estaba disponible en tienda. Así que decidí ser flexible y seguir el plan B. Una vez comprada la tela, que no costó más de diez euros; me puse manos a la obra para poder renovar mi pequeño patio.


No sé que os parecerá a vosotras pero yo estoy encantada con el resultado. Me parece precioso como ha quedado el espacio. Es increíble como algo tan sencillo como una simple tela en unos cojines haya podido cambiar tanto el aspecto de un espacio. Ahora parece vestido y mucho más acogedor. Estoy encantada con el resultado. Espero que a vosotras también os guste y que os sirva de inspiración.


Ya sabéis si seguís este blog que me encanta reciclar, pues en este caso, no sólo he reciclado los cojines sino también el centro que he puesto en la mesa del patio. Se trata de unas simples botellas de agua; la gris me la trajo mi marido hace mucho tiempo, porque sabe que soy una enamorada de las botellas de cristal, no recuerdo la marca; la azul es una botella de agua de "Solán de Cabras", cuyo color azul cobalto me gusta mucho; y la roja, en realidad es un candelabro de cristal que compré para un experimento decorativo que no me quedó demasiado bien.

Ahora sólo queda que el tiempo mejore, que deje de hacer tanto calor para que pueda disfrutar de mi nuevo patio. Estoy preparando un pequeño tutorial para explicarlos cómo hacer las fundas y el camino de mesa.  Hasta pronto y no nos vemos en el próximo post.