martes, 31 de marzo de 2020

Orden en el cuarto de costura

¡Hola a todos! Este martes quiero mostraros algo de lo que me siento muy orgullosa porque por fin, me he puesto manos a la obra y he ordenado mi cajonera de costura, que andaba fatal, para que vamos a engañarnos, que este encierro obligado en el que vivimos sirva para algo positivo. 

Después de mucho tiempo de postergar y remolinar, por fin he conseguido organizarlo todo. También quería deciros, que me han venido genial  las bandejas y cestas de tela que tenía confeccionadas, y que ya os mostré en entradas anteriores. Como podéis ver en las fotos son perfectas para tener recogidas las pincitas o los hilos, porque no me digáis que no me ha quedado chulo y "ordenadito" ese cajón. Me encanta el colorido de las bobinas; es sin duda  el que más me gusta.



Este ansia de orden y "concierto" como diría mi madre, no se ha limitado al interior de  la cajonera, que también he ordenado la superficie de la mesa. Mirad que graciosos quedan  los fieltros y las entretelas atados con unos cordelitos de cáñamo. Me faltaría solo hacerle una bonita funda a la máquina de coser, ya tengo pensada las telas y el diseño, pero eso de momento tendrá que esperar.


Visto lo bonito y recogido que ha quedado todo, estoy decidida a ordenar ahora mi vieja caja de los botones, no sólo por un motivo más o menos estético sino también de orden  práctico, porque he descubierto que al saber donde está cada cosa, no pierdo tiempo buscando y buscando, ni tengo que volver a comprar hilos, agujas o dedales porque no los encuentro.


Y hasta aquí llega la entrada de este martes. Espero que os haya gustado y que comentéis conmigo vuestros "truquillos" de orden. Hasta pronto, nos vemos en la próxima entrada, que yo me quedo en casa.


martes, 24 de marzo de 2020

Mochila de cuadros

¡Hola a todos! Ya sabéis como van las cosas, para que voy a comentar nada más, sólo deciros que "Yo me quedo en casa", y sé que conmigo vosotros también. Y sin nada más que añadir doy comienzo a la entrada que con tanto cariño he preparado con el deseo de que paséis un rato entretenido.

El post de hoy está dedicado al reciclaje, ya sabéis como me gusta reutilizar las cosas y darles una segunda oportunidad. En este caso, hemos conseguido darle otra vida a una vieja bolsa. La típica bolsa de cuadros que te regalan a veces con los pijamas. Lo cierto es que ésta estaba en malas condiciones y sólo puede salvar de ella la tela. La guardé en el armario de costura, con la esperanza de poder hacer algún proyecto, hace tanto tiempo que ni si quiera soy capaz de recordarlo exactamente.


Pero por desgracia la oportunidad no se presentaba nunca, hasta que hace poco mi hijo al ver la mochila de gatitos que le había hecho a su hermana, y que os mostré a principios de año, me pidió que le hiciera otra. Pero ya sabéis lo complicados que resultan los chicos con el tema de los estampados, sin embargo la diosa Fortuna nos sonrió y fue él quien descubrió este retal, ya olvidado, del que ni si quiera me acordaba.

Buscar una tela para el forro y el adorno exterior ya fue cosa mía, pero de nuevo la diosa Fortuna hizo que encontrara la tela perfecta, en forma de retales sobrantes de un quilt.



La verdad es que estoy muy satisfecha y contenta con este proyecto. Nunca puede imaginar que quedara también. 


En cuanto a mi hijo, ha quedado muy satisfecho con el resultado e incluso me ha felicitado. Espero que esta entrada os haya gustado y que os pueda servir de inspiración en vuestros proyectos. Y con esto terminamos. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Mucho ánimo y fuerza.

martes, 17 de marzo de 2020

Cesta de tela marineras

¡Hola a todos! Nunca pensé vivir en las circunstancias en que nos encontramos, me parece algo irreal. Supongo que a vosotros os sucederá algo parecido, pero no hay que desesperar y debemos poner al mal tiempo buena cara, porque es en las situaciones difíciles donde nos medimos, y tenemos la oportunidad de crecer y mejorar como personas.

Por eso he preparado este post, espero que os guste y os sirva para pasar un rato distraído, si es así me doy por satisfecha. Dicho esto, doy comienzo a la entrada de este martes.

Esta semana quiero mostraros unas pequeñas cestas de tela con un aire muy marinero. Ya os comenté en una entrada anterior que estaba pensando en reordenar mi cajonera, que por alguna razón misteriosa y a pesar de mis muchos esfuerzos siempre parece estar desordenada.

Se me ocurrió que sería buena idea hacer unas cestas con más capacidad para aprovechar mejor la altura de los cajones y poder tener recogidas las tijeras, los hilos, las pincitas y todos esos pequeños elementos de costura que se necesitan y que siempre nos gusta encontrar a mano.



La verdad es que ha resultado divertido coser estas cestas, son resultonas y fáciles de hacer; el proyecto perfecto para realizar una tranquila tarde de domingo, cuando nos  apetece coser algo que se pueda ver terminado de modo inmediato.


También tienen la ventaja de que no requieren mucha tela, por lo que podemos aprovechar retales sobrantes. En mi caso, tenía todavía restos de la tela marinera con la que decoré la habitación del sótano donde tengo mi cuarto de costura.


Si os fijáis un poquito en las fotos os daréis cuenta de que es la misma tela que usé para hacer los cuadros de letras que se ven al fondo. Ahora solo me falta encontrar un momento para reordenar la cajonera. Si os apetece ver el resultado no dudéis en indicármelo en los comentarios. Y con esto doy por concluido el post de este martes. Espero que os haya gustado. Mucho ánimo y nos vemos en la próxima entrada, no me faltéis.

martes, 10 de marzo de 2020

Nueva manta para brochas

¡Hola a todos!  De nuevo es martes y como todos los martes acudo puntual a nuestra cita. Estaba ansiosa por mostraros uno de mis nuevos proyectos, se trata  de una manta para brochas de maquillaje, la que me hice hace ya algunos años estaba muy "trotada" y necesitaba renovarla.


Aunque ha pasado bastante tiempo desde aquella primera manta os dejo el enlace a ese post por si os apetece echar un vistazo.


Después unas compañeras de trabajo me encargaron otras dos. Fue entonces cuando me animé y preparé un tutorial, que es uno de mis "pins" más visitados en Pinterest. También os dejo el enlace a esa entrada por si os apetece consultar.


La manta que hoy os presento no sigue exactamente ese tutorial. Es un poco más pequeña que la primera, para poder guardarla con mayor facilidad en el cajón del baño, y también he simplificado su diseño por razones de tiempo; por lo demás es igual.


Para el exterior he seleccionado una preciosa tela con un diseño geométrico que me parece muy alegre. Como forro escogí otra en color negro. Me gusta este tono porque las brochas resaltan mejor sobre un fondo oscuro y las localizo antes, o al menos eso me parece.


En cuanto a los compartimentos interiores están diseñados específicamente pensando en el tamaño y número de mis brochas.


Como cierre he colocado un bonito cordón plateado que le va muy bien a los tonos de la tela que componen el exterior de la manta. Y con esta última idea voy poniendo punto y final a la entrada de esta semana. Me despido y como siempre os digo nos vemos en el próximo post. Feliz semana.

martes, 3 de marzo de 2020

Tutorial: bloque de cuatro esquinas

¡Hola a todos! Este martes toca tuto y no un tutorial cualquiera sino uno muy especial, porque el post de esta semana está dedicado a Oki del blog Campos azules y mares violetas. Os dejo el enlace para que le hagáis una visita y podais ver los maravillosos bloques que está creando, y es que mucho me temo que como muchas de nosotras, ha quedado atrapada por el irresistible encanto del mundo de los bloques de patchwork.


Hace meses, muchos meses para ser sincera, cuando publiqué la última entrada dedicada a la colcha que estoy haciendo para mi hija, Oki se interesó por el tutorial del bloque que os traigo esta semana. Por desgracia, no había hecho ninguno, así que en honor a ella, hoy lo traigo el tutorial en cuestión. Espero que os guste. El bloque se llama cuatro esquinas y su nombre en inglés es "Four square".

Está formado como puede verse por cuatro puntas de flecha rodeadas por triángulos que enmarcan un cuadrado central. El número total de piezas es de diecisiete  y contiene las temidas costuras en "Y". Dicho esto, doy comienzo al tutorial:

martes, 25 de febrero de 2020

Mi truco para hacer hexágonos

¡Hola a todos! En el post de esta semana quiero hablaros de mi "truquillo" para hacer hexágonos, aunque quizás sea mejor decir, que voy a contaros el modo en que yo suelo hacerlos, porque después de ver muchos vídeos y de leer otros tantos blogs, he llegado a la conclusión de que en esto de los hexágonos no existe un único modo de hacerlos y de que se pueden emplear diferentes técnicas. 

Yo voy a explicaros la que a mí me funciona mejor y que por tanto suelo utilizar con mayor frecuencia. Dicho esto comienzo con este mini tutorial:

Lo primero es localizar una plantilla como la que os muestro y fotocopiarla tantas veces como hexágonos penséis hacer.


A continuación tendréis que recortar los hexágonos, esta parte quizás sea un poco aburrida pero siempre podéis buscar a alguien que os pueda ayudar. Recuerdo que cuando hice mi primera colcha Charm Quilt, que está compuesta de 999 hexágonos tuve como ayudantes a mi padre y a mis hijos que con paciencia me ayudaron a recortar.



El siguiente paso será hacer un pequeño piquete en el centro del hexágono. De este truquillo ya os hablé en el último post de mes de enero. Fue algo que me enseñó una compañera el primer año en que fui a clases de patchwork, por lo que le estoy muy agradecida.


Para que os resulte más fácil hacer el piquete central podeis doblar las plantillas por la mitad como se ve en la foto.
Este pequeño piquete nos va a servir para sujetar el papel de la plantilla a la tela, de este modo se corta mejor porque no se desplaza.


Ahora con la ayuda de unas buenas tijeras recortamos la tela dejando un margen de costura de aproximadamente un cuarto de pulgada, yo lo hago a ojo, sin necesidad de medir nada, lo que viene siendo a "ojímetro".



A continuación comenzamos a hacer un pequeño dobladillo que coseremos a la plantilla de papel con hilo de hilvanar.



Rematamos con una pequeña puntada para que el hilo no se escape y ya tendremos terminado nuestro primer hexágono.


martes, 18 de febrero de 2020

Bandejas vacía bolsillos

¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido tan bien como hubierais deseado. Yo estoy aquí con vosotros una vez más contenta por poder mostraros este proyecto, porque es uno de esos trabajos que estaban en mi lista de pendientes y que por fin he podido ver realizado.


Se trata como podéis ver de tres cestas, que forman un conjunto y que están confeccionadas en tres tamaños diferentes, y aunque he titulado la entrada como bandejas vacía bolsillos, sólo la más grande de ellas podría usarse de este modo. 


Las otras dos las veo demasiado pequeñas para darles ese uso, de todos modos cuando las hice ya tenía en la cabeza la idea de emplearlas para organizar y ordenar mis cajones de costura, que como suele ser habitual vuelven a estar desordenados.


Y es que por más cuidado que ponga al cabo de un tiempo terminan convertidos en un auténtico caos, donde a veces resulta complicado encontrar nada. De momento y como podéis ver en las fotos, me han venido genial para guardar mis pincitas de costura y para almacenar los rotuladores de tela, que tienen la virtud de desaparecer cuando los necesito.


La verdad es que son muy sencillas de hacer y puedes tener listas varias en una tarde. Lo mismo hago más cuando por fin encuentre el tiempo necesario para ordenar la cajonera de costura. Si tenéis alguna idea o algún secretillo que os sirva para mantener ordenados vuestros cajones os estaría muy agradecida si los compartís conmigo. Y con esto termino esta entrada, que espero que os haya gustado y que os haya dado ideas para vuestros proyectos. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. No faltéis. Feliz semana.