martes, 19 de septiembre de 2017

DIY centro de mesa reciclado

El verano ya ha pasado y me da mucho gusto estar de nuevo con todos vosotros compartiendo mis trabajos e intercambiando experiencias e ideas. Aunque he de confesaros que lo que se dice coser este verano no he cosido nada en absoluto ya que a finales del mes de junio comencé a "redecorar" la casa, que buena falta le hacía; así que entre ordenar, limpiar, lavar, recolocar ... no he tenido mucho tiempo libre ni para el blog ni para la costura. Afortunadamente ya he terminado y no sabéis qué paz espiritual me produce verlo todo en su sitio, colocado, limpio y ordenadito.


Entre muchas de las cosas que he hecho en la casa este verano, la que quizás me haya gustado más es la de reciclar este centro de mesa que hoy os presento y del que estoy muy orgullosa. Se trata de un plato de bambú que compré hace muchos años en Ikea. Durante mucho tiempo ha estado decorando la mesa de mi cocina pero últimamente andaba el pobre un tanto "maltrecho" así que lo retiré de la "circulación" y lo guardé en un cajón.


Cuando este verano compramos una mesa de centro para el salón, no tenía nada con que decorarla así que me acordé de mi viejo plato y tuve la idea de pintarlo, con una pintura fantástica y que he descubierto hace poco, la "chalk paint" o pintura a la tiza. No podéis ni imaginar lo contenta que estoy con ella. No tienes que lijar, ni que poner una prebase, cubre a la primera, no gotea, se seca rapidísimo y deja un acabado empolvado maravilloso.


Me gustó tanto el resultado de la pintura y de cómo resultó el centro que hice unas cuantas fotos para hacer un DIY. Es muy sencillito. Espero que os guste y os sirva de inspiración en vuestros trabajos.


Lo primero que hice fue limpiar bien el plato para retirar todos los restos de grasa que pudiera tener. Usé alcohol de quemar que ya sabéis tiene un gran poder desengrasante.



A continuación con una brocha apliqué la pintura a la tiza sobre el plato, directamente y sin mayor complicación. En las fotos podéis ver lo bien que queda esta pintura con una sola mano.


Esperé el tiempo de secado, que como ya os he dicho fue poquísimo y finalicé aplicando una capa de cera que compré en la ferretería. Como veis en un periquete ya tenía listo mi centro. A continuación coloqué unas cuantas conchas y una estrellita de mar que hace tiempo me trajo de un viaje de estudios mi hija, ya sabéis lo mucho que me gustan. Y de este modo tan sencillo y económico ya tenía un nuevo centro de mesa, con ese aire marinero que me encanta.

Espero que el trabajo y el DIY os haya gustado. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post.


15 comentarios:

  1. Te quedó estupendo el centro de mesa y muy original. Ya había oído hablar de esa pintura tiza y la verdad es que queda muy bien y sobre todo me gusta lo fácil que se aplica, que yo no estoy para complicaciones. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Te quedó monísima. Y si además fué un trabajo fácil y rápido pues mucho mejor.
    Me alegro de que terminaras de redecorar y que estés tan contenta con el resultado y ahora descansando y disfrutando de tu casa.
    Besiños

    ResponderEliminar
  3. Pues muy mono. Si hubieras tirado el plato en lugar de guardarlo en el cajón, ahora no tendrías un centro tan bonito, y es que todo tiene una segunda vida y se merece otra portunidad. bss

    ResponderEliminar
  4. Parece un trabajo sencillo y de estupendo resultado, me gusta mucho la nueva vida que le has dado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. En lo sencillo está la belleza... Me encanta!!
    Besos!! Helena

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado un centro muy sencillo y por ello bonito. No conocía esa pintura gracias por el paso a paso.
    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Una forma estupenda de aprovechar las cosas. Sencillo y bonito. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Esa pintura es maravillosa y te ha quedado un centro encantador. Besicos.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho el acabado de este tipo de pinturas en muebles, pero nunca se me hubiera ocurrido pintar un centro de mesa con ella... te quedo genial y has dado nueva vida a algo que ya no utilizabas, no se puede pedir más :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  10. Hola! El centro de mesa quedó bárbaro!
    Descubrí la chalk paint hace unos meses y me tiene enamorada! Muy fácil de usar y un acabado muy lindo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Te ha quedado muy bonito... Con tu permiso te llevo a mi Blog, asi podré seguir visitándote.
    Un saludo
    Merce

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la idea y el resultado, ahora a disfrutarlo.
    Besos.
    Chary:)

    ResponderEliminar
  13. Querida mia,lo das todo!! Qué bonito te ha quedado el centro y cómo te agradezco el Tuto.
    Habia leido ya a algunas compis hablar de esta pintura pero madre mia,me la voy a agenciar seguro,qué buen resultado da.
    Muchos besos! :)

    ResponderEliminar