martes, 3 de octubre de 2017

Un cuadro para un bebé

Hace algún tiempo que no os muestro ningún trabajo de punto de cruz y la verdad es que me apetecía mucho mostraros este cuadro que hice para la habitación de mi hija, hace ya tantos años que prefiero no pensarlo.


Cuando lo bordé mi hija era un bebé ahora va al instituto, así que podéis haceros una idea del montón de años que tiene. Sin embargo, este cuadro ha resistido muy bien el paso del tiempo, a diferencia de otros que bordé en su momento y que por tener un carácter muy infantil han terminado por ser desterrados.


Supongo que el secreto para resistir el paso del tiempo y de los gustos, que van cambiando con la edad, radica precisamente en que se trata de un diseño muy clásico; con ese aire victoriano que tanto me gusta, pero sobre todo considero que su "intemporalidad" radica precisamente en la gama de colores pastel con que está bordado.


El diseño en cuestión lo encontré en una revista de labores y si la memoria no me falla decoraba una bolsa, de esas que se usan para guardar la ropita de los bebés. Me gustó tanto que decidí hacer con él un cuadro para el dormitorio de mi hija.


Supongo que mi atracción por este diseño reside en mi infancia, como otras muchas cosas. Cuando tenía seis o siete años me encantaban los recortables. Recuerdo que los compraba en el quiosco para luego con paciencia recortarlos con unas pequeñas tijeras metálicas de punta roma. Comenzaba siempre por la muñeca, con mucho cuidado para no cortarle el pelo o las manos, que solían ser las partes más complicadas; luego pasaba a recortar la ropa: las faldas, las blusas, los vestidos...y terminaba con los complementos: gorros, zapatos, bolsos... Era todo un ritual.


Finalmente, llegaba la fase de ponerle el nombre a la muñeca y de escribirlo en la parte de atrás, no sólo en la muñeca sino también en toda su ropa. Por desgracia, no conservo ninguno de aquellos fabulosos recortables, lo cual me da un poco de pena.


Para concluir el post quisiera que os fijarais en el detalle del marco; sinceramente creo que merece una mención, porque me parece muy bonito y original. Fue una verdadera suerte encontrarlo y combina a la perfección con el motivo del cuadro. No sé que os parecerá a vosotros.

Y con esto voy terminando la entrada, que me da en la nariz que he vuelto a las andadas y me está quedando de tamaño XXL. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana a todos y felices trabajos.


10 comentarios:

  1. El cuadrito es precioso, asi como el marco, super apropiado. Creo que persiste en el tiempo, precisamente por el motivo que tiene, representan los recortables y estos nunca pasan de moda. Yo también disfruté mucho con ellos cuando era pequeña y ahora sigo haciéndolon con mi nieta. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el cuadrito y efectivamente, también me recuerda a los recortables de mi época. El marco está muy apropiado y esos colores no pasan de moda, así que no me extraña que haya resistido al tiempo. Después de muchos años, me ha dado ahora por hacer un cuadro en punto de cruz, pero voy muy despacito, un día de éstos enseño los adelantos. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Precioso y muy bonito el marco que le escogiste.... Es muy mono y el punto de cruz es una tarea gratificante.
    Besiños

    ResponderEliminar
  4. Los recortables... que tiempos aquellos! Jugué mucho con ellos pero no guardo ninguno...
    El cuadro es una monada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No me extraña que no pase de moda es una cucada tanto el marco como el bordado, seguro que te trae recuerdos muy gratos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento mucho he eliminado el comentario por error. Ha sido un error. I am sorry!!!! I had made a mistake. Thank you for your comment and your time.

      Eliminar
  7. Que pocholada Mª Jesús!!! Cuantos recuerdos los recortables, a Laura le he comprado alguna vez y los conserva en una caja como haciamos nosotras.
    Mañana sale tu regalito, me ha costado mas hacer la caja que el detalle. Espero que te guste.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Holaaa Maria Jesús! :)
    Tu deja que los post salgan Quijotiles,jajaja,que gusta leerlos ;)
    El cuadrito es una monada,me encanta todo rosita,y tu trabajo es precioso.
    Eso te iba a decir,que me recordaban a los entrañables recortables,qué buenos recuerdos,yo tampoco sé que fue de los mios :( pero bueno,nos quedarán siempre en la retina y en la memoria
    Lo dicho,un trabajo precioso y una entrada muy tierna :)
    Un beso grande,amiga!

    ResponderEliminar