martes, 26 de mayo de 2020

Tutorial: quilt de tiras

¡Hola a todos! Este último martes del mes os traigo un tutorial. Hace unas semanas os mostré un quilt hecho con tiras sobrantes de otros proyectos, en tonos de azul, beige y gris. Hoy quiero compartir con todos vosotros la técnica que he empleado para hacerlo. Es realmente interesante y divertida, por lo menos para mí.


Además tiene la ventaja añadida de que se pueden reciclar todas esas tiras que te van sobrando de otros trabajos y que nunca sabes donde emplearlas. No me extiendo más porque el tutorial va a ser largo. Comenzamos:

martes, 12 de mayo de 2020

Manta de maquillaje: otra nueva versión

¡Hola a todos! Este martes os traigo otro trabajo que espero que os guste. Se trata de una nueva manta de maquillaje, y es que después de llevar unos meses utilizando, la que os mostré hace poco, me he dado cuenta de que necesitaba otra, por aquello del quita y pon. La verdad es que no sé como no se me había ocurrido antes. 




En este caso,  he mantenido el diseño pero he jugado de modo distinto con las telas, ya que no he colocado un forro negro en el interior, como he hecho en otras ocasiones. He preferido utilizar dos telas con suaves y románticos tonos pastel. Para el exterior escogí una que imita un falso patchwork, es un retalito que tenía sobrante de otros trabajos.


Para el interior usé otra con un bonito estampado de pequeñas florecitas, que recuerda un poco a las telas de Liberty, por cierto si tenéis la posibilidad de ver esta tienda en Londres, no desaprovechéis la oportunidad, porque es maravillosa. Ya sé que ahora no es posible, pero todo se andará. Yo tuve la suerte de verla hace algunos años y me encantó, os dejo el enlace al post que escribi entonces, por si os apetece echar un ojo.


Como cierre coloqué un cordón en un suave tono lila y he decorado las terminaciones con unas cuentas de madera en los mismos tonos pastel. Me gusta mucho este pequeño detalle, creo que mejora el acabado.


En cuanto al interior, los apartados están distribuidos y diseñados de acuerdo al tamaño y número de mis brochas. Y con este último detalle despido esta entrada. Aprovecho para dar las gracias por vuestras visitas y cariñosos comentarios. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. No me faltéis. 


martes, 5 de mayo de 2020

Quilt de tiras: perfectamente imperfecto

¡Hola a todos! Este martes estoy muy contenta porque por fin puedo mostraros mi quilt de tiras. Creía que nunca iba a terminarlo, pero no solo estoy feliz por esto, que no es poco,  sino también porque estoy entusiasmada con el resultado, es de esas cosas que cuando las miras te producen paz espiritual, no sé si me entendéis, tampoco sé como transmitiros, la sensación que me causa, pero lo cierto es que el resultado me gusta mucho.




Y es que me parece mentira que algo surgido de la pura necesidad, como era aprovechar las tiras sobrantes de mi barguello, os dejo el enlace por si os apetece echar un ojo, haya quedado tan bonito. A primera vista da la impresión de que el diseño es simétrico, pero nada más lejos de la realidad porque al ser tiras recicladas, lógicamente cada una era de un tamaño diferente. Además, a menudo me encontraba con el problema de que la tela se terminaba en el momento más inoportuno y tocaba improvisar, de ahí el nombre del post, perfectamente imperfecto.




También quería añadir que el quilt está confeccionado siguiendo una técnica conocida en inglés como "mug rug", que me encanta porque te permite aprovechar retales, y viene fenomenal en esos momentos en los que te apetece coser y coser, sin pensar demasiado, a tu aire y sin preocupaciones. Genial para calmar la mente, lo cual se agradece dado los momentos por los que estamos pasando.



Además cunde mucho y en poco tiempo puedes ver terminados un montón de bloques. No me digáis que no son todo ventajas. Por eso no he podido evitar que me robe el corazón.




En cuanto al acolchado deciros que está realizado completamente a mano siguiendo las líneas de costura, es una técnica sencilla pero muy resultona y que además casa muy bien con este tipo de diseños. Con esto despido el post, que espero os haya gustado. Sólo deciros que estoy preparando un tutorial para compartirlo con todos vosotros. Hasta pronto y nos vemos la semana que viene, que os estaré esperando. Mientras tanto cuidaos mucho.



martes, 28 de abril de 2020

Funda de viaje para la plancha

¡Hola a todos! De nuevo martes y de nuevo otro proyecto. El que os traigo esta semana llevaba mucho tiempo en mi lista de pendientes, así que ya os podéis imaginar lo contenta que estoy de verlo tachado, aunque de momento no voy a poder utilizarlo, seguro que pronto habrá ocasión, porque no hay que perder la esperanza y mantener el ánimo en alto.

Y es que, durante mucho tiempo he deseado hacerme una funda para poder llevar protegida la plancha del pelo y los rizadores que a veces uso cuando voy de viaje, sin que los cables terminen enredados con la ropa interior. 




Todos los años sucede lo mismo, lo voy postergando y cuando tengo que ponerme hacer el equipaje descubro que sigo sin funda y además sin tiempo para coser una. Me prometo que en cuanto regrese me pondré manos a la obra, para después terminar olvidándolo.



Pero como por desgracia ahora el tiempo nos sobra, he decidido aprovechar la ocasión y ver cumplido mi deseo. No me digáis que no es una monería, ahora sólo queda esperar para poder usarla, que todo llegará, de momento, ya decora el armario del cuarto de baño, que a este paso me está quedando hecho un pincel.


La he hecho con un resto de tela que me sobró de la mochila de mi hija. Me parece muy bonita y creo que ha quedado de lo más original. Como cierre he colocado dos snaps con mi maravillosa maquinita, de la que tantas veces os he hablado, deberían advertir que puede llegar a ser adictiva.



Este proyecto es muy sencillo de hacer y podéis tenerlo acabado en poco tiempo. Ya sabéis un trabajo perfecto para una tranquila tarde, de ésas en que nos apetece coser sin demasiadas complicaciones y ver pronto los resultados. Por último, deciros que la funda nos vale tanto para llevar las planchas eléctricas del pelo como para los rizadores como podeis ver en la foto que sigue.


Y con esto llegamos al final. Espero que os haya gustado y que os sirva de inspiración en vuestros futuros proyectos. Muchísimas gracias por vuestras visitas y por todos vuestros comentarios, sin ellos este blog no tendría razón de ser. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. No os lo perdáis.

martes, 21 de abril de 2020

Una tarde de relax

¡Hola a todos! Ya sabéis como anda la cosa, así que para que quiero comentar nada más. De todos modos, estoy muy feliz de poder estar aquí otro martes más y de traeros un nuevo proyecto, que no es otro que esta coqueta y práctica diadema para el pelo, con la que evitar que acabe manchado y sucio, cuando aplicamos una mascarilla o cualquier tratamiento facial, porque aunque no podamos salir de casa, no impide que nos cuidemos un poquito.


Este sencillo trabajo llevaba mucho tiempo en mi lista de tareas pendientes, y resuelve un problema con el que suelo encontrarme, y es que no tengo nada para protegerme el pelo cuando decido ponerme una mascarilla o similar, y termino toda pringosa. Siempre pienso, qué bueno sería tener una diadema o cinta para el pelo, que no estoy muy segura del nombre, pero me pasa como dice el refrán que sólo me acuerdo de Santa Rita cuando truena.


Pero esta vez estoy "super preparada" porque diadema ya tengo, ahora solo queda poder disfrutarla.



Deciros también que este proyecto es muy sencillo, es de ésos que te cunden y puedes ver terminados en poco tiempo. Satisfacción express.


Como podéis ver he hecho uso de mi "maquinita" de snaps. Le he puesto dos para que la diadema tuviera mejor ajuste, pero sobre todo porque no estaba muy segura de haber acertado con las medidas, que no os voy a mentir. Me la he probado y me quedaba bien, muy ajustadita pero sin apretar. Aunque comienzo a plantearme que quizás esto de poner snaps sea adictivo porque últimamente se lo pongo a todo. 


Bromas aparte espero que la entrada os haya gustado y que hayáis pasado un rato divertido. Si es así me doy por contenta y me despido. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Ya sabéis, yo me quedo en casa. Un besote.


martes, 14 de abril de 2020

Cestas para el baño: segunda parte

¡Hola a todos! Con el tema del confinamiento me he venido arriba y estoy ordenando cajones y armarios a diestro y siniestro. En mi vida ha tenido la casa tan ordenada. Empiezo a tener por mi salud mental.  La semana pasada os enseñé unas cestas para el baño, y en vista de lo mucho que os gustaron, hoy os traigo la segunda parte. Espero que la disfrutéis.


Como me gustó tanto el resultado de las anteriores y me sobraba tela,  he continuado haciendo, experimentando con los tamaños y las formas. Fruto de estos "mini-experimentos" son las cestas que hoy os muestro. 


Por desgracia, la tela no es infinita y al final se terminó pero todavía me dio para hacer un sujetacables en tamaño maxi para el secador del pelo, que siempre anda desenrollándose. No me digáis que no ha quedado coqueto el conjunto.



Se me olvidó comentaros en la anterior entrada que las telas que he usado son lonetas.  La exterior con el estampado azul, es de Ikea, pero por desgracia ya está descatalogada, la compré para hacer unas galletas que nunca terminé, y la otra es de K.A Internacional; fue un retal que encontré en unas rebajas, lo compré pensando en hacer unos cojines para la habitación de mi hijo, que nunca llegaron a ver la luz. Como veis mi lista de proyectos abandonados es larga, pero no me importa porque estoy muy contenta con mis cestas.


También me faltó comentaros que puse guata fina en el interior de las cestas para darles mayor rigidez y que de ese modo pudieran soportar mejor el peso.




Con esto termino, espero que os haya gustado y que os sirva de inspiración. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Gracias una vez más por vuestro cariño y por vuestros comentarios. No me faltéis. Un abrazo muy fuerte. 

martes, 7 de abril de 2020

Renovando el baño

¡Hola a todos! Ya que no puedo salir a la calle, he pensado que es un buen momento para darle un repaso a la casa y ordenar todo aquello para lo que nunca encuentro el tiempo necesario. Por eso este martes os traigo un trabajo que tenía muchas ganas de mostraros, y es que estas cestas de tela que he hecho para los baños han quedado muy bonitas, o al menos eso me parece a mí.


Además me han permitido tachar de nuevo otro elemento de mi lista de pendientes, porque llevaba mucho tiempo queriendo hacerme unas cestas de este tipo para mantener ordenados los armarios del baño.


Yo tengo unas parecidas de Ikea hechas de rafia, pero son tan antiguas que están descatalogadas y los nuevos modelos no me convencían, así que al final decidí confeccionarlas yo misma.


Es la primera vez que hago unas cestas tan grandes y la verdad es que me ha gustado mucho el resultado. Son muy alegres y quedan preciosas en los armarios. Tan contenta estoy que estoy pensando en hacer más, con otros tamaños y formas. Así que ya os advierto que este post tendrá secuela.

Y con esto me despido, espero que la entrada os haya gustado. Yo por mi parte me siento feliz de estar de nuevo con vosotros una vez más, en nuestra cita semanal. Hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Cuidaos mucho y ya sabéis, lo mejor es quedarse en casa.