martes, 22 de mayo de 2018

Bolsa para labores

¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien, yo por mi parte estoy muy contenta de poder mostraros este trabajo porque forma parte de mi lista de buenos propósitos para el Año Nuevo. 


Esta bolsa la comencé hace tiempo en plan experimental porque quería practicar la técnica del crazy patchwork para aprovechar un montón de pequeños retales de un  proyecto anterior, y lo que comenzó siendo un  experimento terminó por convertirse en esta bolsa. 


La verdad es que estoy encantada con el resultado, parece mentira que de un montón de retales inservibles se pueda terminar obteniendo algo tan bonito, la verdad es que tiene algo de mágico. A medida que el proyecto fue creciendo me entusiasmé con él y decidí bordar los bloques con punto de escapulario en tono granate.


Una vez terminada la bolsa como vi que su tamaño era bastante grande decidí usarla para guardar mis dos bastidores, uno tradicional, el que se ve en la foto y otro que tengo para el acolchar. 


Al primero le tengo mucho cariño porque tiene muchos años y me lo regaló mi madre, es el que ella usaba para bordar y que luego me regaló. Por desgracia yo no sé bordar como ella aunque lo he utilizado  para hacer mis cuadros de punto de cruz.


Con esto voy terminando este post, que espero os haya gustado. Gracias a todos por tomaros el tiempo necesario para leer estas líneas y por seguir este blog, vuestras palabras y vuestras visitas me animan a continuar publicando semana tras semana. Un millón de gracias, y como siempre os digo hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada.



martes, 15 de mayo de 2018

Quilt para bebé

La semana pasada os mostraba la capa de baño de bebé que hice para la canastilla de Pedro, pues bien hoy os traigo el top de un pequeño quilt que le estoy haciendo como regalo. La verdad es que cuando estaba haciendo la canastilla me quedé con el gusanillo de hacerle un quilt para la cuna pero por motivos de tiempo me fue imposible. Después cuando tuve el tiempo suficiente como para ponerme manos a la obra, me encontré con el problema de no tener tela, apenas si contaba con unos pocos retazos, hasta que el vídeo de Mary Carmen de Coso que te coso me vino a sacar del apuro, os dejo el enlace por si os apetece consultarlo.


En este tutorial Mary Carmen nos explica con su gran sentido del humor una técnica  sencilla pero que sirve muy bien para aprovechar esos retales que nos van sobrando, justo lo que yo tenía un millón de retalitos. La técnica en cuestión se denomina "del carrete" y consiste en coser retazos de tela a una tira de papel enrollado. Los "carretes" o "rollos de papel" los compré en una papelería ya que son los mismos que se usan con las calculadores grandes. Os dejo una foto para que os hagáis una idea de lo que  hablo. Como no sabía que tamaño iba a necesitar compré los dos que tenían en la tienda; al final terminé utilizando el rollo de mayor tamaño.


He de deciros que me he divertido mucho practicando con esta técnica y que me ha resultado muy útil para aprovechar los retales y poder hacerle a Pedro un pequeño quilt a juego con el resto de su canastilla.


En cuanto al diseño he seguido el mismo de otro quilt que hice hace algún tiempo pero con telas en tonos naranjas, os dejo el enlace a ese post por si os interesa consultar el tutorial  que realicé en su momento. El quilt que hoy os muestro es básicamente igual al primero que hice, aunque he modificado radicalmente los colores y le he añadido una cenefa hecha con la ya famosa técnica del carrete.


Como podéis ver el top ya lo tengo terminado, ahora sólo me queda montar el sandwich y por supuesto el tema del acolchado, que mucho me temo vaya a tardar porque tengo muchos proyectos en lista de espera. Me despido ya de todos vosotros hasta pronto y nos vemos en el próximo post. Feliz semana.



martes, 8 de mayo de 2018

Canastilla de bebé: capa de baño


¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien. Yo por mi parte tenía unas ganas enormes de volver a estar con vosotros compartiendo ideas y proyectos. El post de esta semana forma parte de lo que creo se ha convertido en una especie de serie, me refiero a la canastilla que hice para mi sobrino Pedro y que os he ido mostrando poco a poco.


El post de hoy está dedicado a la capa de baño que customicé con su nombre. Como no dispuse de mucho tiempo para preparar la canastilla decidí comprar una capa de baño de ésas que ya vienen hechas con la típica tela en color azul celeste. No es que la tela fuese fea pero era un tanto aburrida y sobre todo no tenía nada de especial. Sin embargo, yo quería darle un toque distinto que convirtiera la capa de Pedro en algo especial y único, que sólo él tuviera.


El primer paso fue descoser por completo toda la capucha para retirar la tela de color azul celeste, que usé como patrón para cortar la tela estampada, que pienso se ha convertido en el sello indiscutible de esta canastilla. Luego volví a coserla con sumo cuidado para que los pespuntes quedasen rectos aunque y cambié el bies del borde por otro de color verde intenso acorde con el colorido de la tela principal.


El siguiente paso fue localizar un abecedario en internet, en esta tarea, que a mí me resulta muy engorrosa, me ayudó mi hija que imprimió las letras una vez seleccionado el tamaño y la tipografía. 


Con entretela de doble cara corté las letras y las pegué en el borde exterior de la capa formando el nombre de Pedro. Para terminar, bordé a mano con puntada de festón las letras en un color verde intenso acorde con los colores de la tela; y de este modo, la capa de Pedro estuvo terminada.


Deciros que la madre de Pedro está encantada con el resultado, a mí también me gusta mucho como quedó. Antes de esta capa customicé otra que me encargó una amiga para un regalo, os dejo el enlace por si os apetece pasar a echar un ojo aunque la técnica que he empleado ha sido la misma, el estilo no tiene nada que ver.

Me despido ya de todos vosotros. Hasta pronto y como siempre suelo deciros, nos vemos en el próximo post. Os deseo una muy feliz semana.

martes, 1 de mayo de 2018

Contenedor para bolsas

No os sucede que a veces acabas con un montón de bolsas de plástico que no sabes muy bien donde meterlas. Pues bien el proyecto que os traigo hoy, soluciona este problema porque además de mantener recogidas todas las bolsas de plástico queda bonito y decora la cocina.

Además se trata de un proyecto sencillo que se puede hacer en muy poquito tiempo, lo cual es una ventaja tal y como anda los tiempos. Os dejo también un enlace al vídeo donde se explica paso a paso el tutorial correspondiente, es de un canal llamado Mi mundo en telas, donde Mary nos lo pone realmente fácil con sus consejos y aclaraciones.


En mi caso he introducido una pequeña variación con respecto a las instrucciones del tutorial, porque le he puesto a mi contenedor una cenefa con unas llamativas cerezas, para que hiciese a juego con una bolsa de pan, que ya os mostré hace algún tiempo. Os dejo el enlace por si os apetece echar un ojo.


Como se puede ver en las fotos el sistema del contenedor es muy sencillo, por arriba se introducen las bolsas y por abajo se sacan cuando nos hacen falta, para evitar que las bolsas se caigan al suelo la abertura se cierra con un elástico.



También cuenta con un colgador para  poner nuestro contenedor en cualquier rincón de la cocina. Espero que el proyecto os guste y que os sirva de inspiración en vuestros futuros trabajos. Con esto me voy despidiendo. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana a todos.



martes, 24 de abril de 2018

Alfiletero mes de abril


Aunque la primavera acaba de comenzar, el mes de Abril ya está acabando y por ello, os traigo otro alfiletero para poder cumplir otro mes más con el reto de mostraros un alfiletero mensual dedicado a un animal. 


El animalito escogido para este mes de abril ha sido la abeja, que pienso representa muy bien a la estación. Por eso de que en la primavera las flores florecen, valga la redundancia, y las abejas las visitan para recoger el polen y poder hacer así su miel. No es que la idea sea muy original, lo reconozco, aunque espero que la abejita os guste y os resulte simpática.


Para hacer el cuerpo he usado una tela amarilla con rayas negras que ya tenía, y que me ha venido muy bien, para simular las rayas del cuerpo, también le he hecho dos alitas a las que le he puesto un poquito de guata para que darles más prestancia.



Las antenas están hechas a partir de dos trocitos de cordón procedentes de las asas de una bolsa, por tanto están completamente recicladas al  igual que los ojos, que están hechos con dos botones negros rescatados de una vieja camisa. Por último, la sonrisa la compuse a partir  de un trocito de bies negro que me sobró de la vidriera que ya os mostré hace algún tiempo.  El bies está aplicado con puntada escondida.


Espero que esta simpática abejita os haya gustado, yo por mi parte estoy muy contenta porque este mes también puedo decir ¡¡¡¡¡¡Reto Conseguido!!!!!! Me despido ya de todos vosotros, hasta pronto y nos vemos en el próximo post.



martes, 17 de abril de 2018

Truco de costura: estirador de agujas



El post de esta semana está dedicado a un "truquillo de costura" que me apetecía compartir con todos vosotros.  En la entrada de la semana anterior os comentaba como por fin he conseguido terminar con el acolchado de mi segundo charm quilt,  pues bien, en este acolchado me he ayudado de un pequeño "aparatejo" que lleva por nombre "estirador de agujas" . 


Y es que este pequeño artilugio resulta muy útil a la hora de acolchar. Ya sabéis que cuando acolchas a mano y has hecho varias puntadas, a veces resulta complicado sobre todo si atraviesas muchas capas de tela, sacar la aguja.


Tienes que hacer mucha fuerza con los dedos y cuando llevas un tiempo se te quedan insensibles y sin fuerzas; por lo menos a mí me pasa.


Pues bien con este aparato esto no ocurre, porque con él la aguja sale con suma facilidad; con lo cual los dedos sufren menos y la tarea se hace más sencilla, sobre todo cuando atraviesas varias capas de tela, como me sucedía a mí con los hexágonos.


Al principio se me hacía un tanto extraño utilizarlo pero pronto este pequeño aparatito se ha convertido en un imprescindible de mi "kit de acolchado", y estoy muy contenta con los resultados, por ese motivo me he animado para escribir este post. Espero que este truco de costura os haya resultado interesante. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz semana a todos.
 

martes, 10 de abril de 2018

Cumpliendo objetivos: mi segundo charm quilt

¡Hola a todos! Espero que la semana os haya ido bien y que vuestros proyectos costuriles vayan sin prisa pero sin pausa. Yo por mi parte ando muy contenta porque he conseguido cumplir con otro de los objetivos de mi lista de propósitos para el Año Nuevo; ésa con la que siempre ando dando la lata.





Y es que después de muchos altibajos, he conseguido terminar por fin con el acolchado de mi segunda charm quilt. La primera, hermana gemela de la que hoy os muestro, la acabé hace ya unos dos años, si es que la memoria no me falla (os dejo el enlace por si os apetece pasaros a verla) 




Después de terminar con la primera versión acabé un tanto saturada con el tema del acolchado, y ya sabéis como son estas cosas, los días van pasando y cada vez se te hace más cuesta arriba retomar una labor olvidada.


Como me daba mucha pena verla sin acabar en el fondo del armario de la costura, decidí ponerme manos a la obra y establecí un planning diario para acabar con el acolchado. Dividí la tarea que se me antojaba inmensa en objetivos semanales, mucho más asequibles y fáciles de alcanzar. Como la colcha está compuesta por franjas de diversos colores, me marqué como objetivo acolchar una tira por semana; comencé por el color malva para terminar con el borde exterior.





He de deciros que el planning ha resultado un éxito rotundo y que he conseguido terminar el quilt antes de lo que pensaba. Ver como se iban cumpliendo los objetivos marcados  me animó mucho e incluso hubo semanas en las que conseguí adelantar trabajo. Espero que mi experiencia os sea útil y con esto voy acabando el post. Hasta pronto y nos vemos en la próxima entrada. Feliz Semana.